La remoción llega después de una investigación hecha tras una denuncia anónima, un caso que se destapó la pasada semana, cuando una agencia de investigación presentó un informe a los miembros del directorio ejecutivo de la institución.

Washington.- La Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) decidió este lunes la destitución de su presidente, Mauricio Claver-Carone, tras una votación consecuencia de la relación amorosa que mantuvo con una subordinada.

Una fuente del banco confirmó a Efe que los gobernadores de la Asamblea -compuesta por ministros de Economía, Hacienda o directivos de bancos centrales de los 48 países miembros del BID- decidieron por unanimidad que el estadounidense de origen cubano debe abandonar la institución.

El anuncio no ha sido confirmado de forma oficial por el banco y, tras hacerlo, se abrirá un periodo de 45 días para que los países presenten sus candidaturas.

Desde el pasado viernes, los gobernadores que son quienes aprueban el nombramiento y la destitución del presidente han estado votando si quieren que Claver Carone deje su cargo, por haberse saltado las normas del banco, que prohíbe las relaciones íntimas entre superiores con personas que dependan directamente de ellos.

Hasta el momento han votado más del 90% de los convocados, explicó a Efe la fuente, mayoría suficiente para que el directorio ejecutivo pueda oficializar su destitución en las próximas horas.

Estadounidense de origen cubano, Claver Carone fue elegido para encabezar el BID en septiembre de 2020 a propuesta del entonces presidente estadounidense, Donald Trump (2017-2021), una decisión que generó algo de polémica por tratarse del primer presidente no latinoamericano de la entidad.

La remoción llega después de una investigación hecha tras una denuncia anónima, un caso que se destapó la pasada semana, cuando una agencia de investigación presentó un informe a los miembros del directorio ejecutivo de la institución.

El informe también fue presentado al propio Claver Carone, quien sigue manteniendo su inocencia y asegurando que no hay pruebas que confirmen la relación.

Según explicó a Efe una fuente que tuvo acceso al informe filtrado también a algunos medios de comunicación las conclusiones muestran claramente la relación personal del presidente con una trabajadora, que recibió cuantiosas subidas de salario durante los últimos años.