Biden se dirigirá a la nación en un discurso previsto para las 15.45 hora local (19.45 GMT) desde la Casa Blanca para hablar de la situación en Afganistán.

WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Joe Biden, se reunió este lunes con su equipo de seguridad nacional, incluido el secretario de Defensa, Lloyd Austin, para tratar los "esfuerzos en marcha" para la evacuación de estadounidenses y empleados locales de Kabul tras la toma de la capital afgana por parte de los talibanes.

La Casa Blanca precisó en un comunicado que, además de Austin, estuvo también presente el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Mark Milley.

En el encuentro abordaron la situación de seguridad en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul y la evacuación no solo del personal estadounidense y local de la embajada del país en Afganistán, sino también de afganos que han colaborado con EE.UU. y que han solicitado un visado y para sus familiares.

Biden se dirigirá a la nación en un discurso previsto para las 15.45 hora local (19.45 GMT) desde la Casa Blanca para hablar de la situación en Afganistán, en medio de las escenas de caos y pánico en el aeropuerto de Kabul, tras la caída de la capital afgana en manos de los talibanes.

EE.UU. ha enviado 6.000 soldados en los últimos días y otros 1.000 van en camino al país asiático para ayudar en la evacuación de civiles estadounidenses y sus aliados, después de la toma de Kabul por parte de los insurgentes, algo que ha pillado desprevenido a Washington.

Este lunes, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, aseguró que no era "inevitable" que los talibanes controlaran Kabul tras la retirada de las tropas de EE.UU.

Sullivan acusó, en una entrevista con la cadena ABC, a las fuerzas afganas de "no dar un paso al frente" para defender Afganistán, pese a "los miles de millones de dólares" que Washington ha aportado en entrenamiento y equipamiento militar.

No obstante, subrayó que Biden sigue considerando la decisión de ordenar la retirada militar de Afganistán como la correcta tras más de 20 años de guerra.

"La cuestión que encaró el presidente en abril (...) es si deberíamos enviar a hombres y mujeres de EE.UU. a una guerra civil en otro país cuando su propio Ejército no lucha por defenderlos. Y la respuesta a esa pregunta es no", afirmó Sullivan.