El presidente de Estados Unidos aumentó en 1.000 millones de dólares la asistencia militar a Kiev para combatir los ataques de Rusia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció la entrega de 800 millones de dólares en armamento a Ucrania, después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, clamara ante el Congreso estadounidense por una zona de exclusión aérea sobre su país.

Esta y otras medidas están contenidas en el nuevo paquete de ayuda militar que recibe Ucrania desde el Gobierno estadounidense, en un momento en que aumenta la presión internacional sobre Rusia, para que ponga fin a sus bombardeos contra objetivos civiles, y las conversaciones de paz avanzan de manera vacilante. 

"Esto incluirá drones, lo que demuestra nuestro compromiso de enviar nuestros sistemas de tecnología más punta a Ucrania para su defensa", aseguró el mandatario, sin aclarar si esos aviones no tripulados estarán armados.

La Casa Blanca precisó después en un comunicado que serán 100 los "sistemas aéreos tácticos no tripulados" que se mandarán a Ucrania, dentro de un paquete que incluye además 800 nuevos misiles antiaéreos Stinger, lo que elevará a más de 1.400 los proporcionados a ese país en el último año.

Además, Biden aseguró que su Gobierno está "ayudando a Ucrania a adquirir más sistemas antiaéreos de mayor rango", como ha pedido Zelenski, "para que puedan seguir deteniendo a los aviones y helicópteros (rusos) que atacan a su pueblo".

Estados Unidos entregará asimismo a Ucrania otros 9.000 proyectiles antiblindados, entre ellos 2.000 misiles Javelin más, 6.000 lanzacohetes antitanque de tipo AT-4 y 1.000 armas más ligeras que sirven para destruir vehículos acorazados.

La asistencia incluye además 100 lanzagranadas, 5.000 rifles, 1.000 pistolas, 400 ametralladoras y 400 escopetas, así como más de 20 millones de balas y municiones para esas armas de fuego.

"Esta podría ser una batalla larga y difícil, pero el pueblo estadounidense se mantendrá firme en nuestro apoyo al pueblo de Ucrania", recalcó Biden.

El mandatario trataba así de responder al ruego de Zelenski de más ayuda contra los bombardeos rusos, aunque sin llegar a concederle el principal deseo que éste expresó ante el Congreso: el establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre Ucrania.

Tanto Estados Unidos como el resto de sus aliados en la OTAN han descartado esa opción por temor a que pueda desembocar en un enfrentamiento militar directo entre sus países y Rusia.

Los 800 millones de dólares anunciados este miércoles por Biden forman parte de un paquete de 13.600 millones en asistencia para Ucrania que aprobó la semana pasada el Congreso y que el mandatario firmó el martes.