"Lo que usted hizo fue terrible", afirmó este miércoles el juez Royce Lamberth, de una corte federal del Distrito de Columbia, durante la vista para leer la sentencia.

WASHINGTON.- Jacob Chansley, el hombre que participó en el asalto al Capitolio de Estados Unidos disfrazado de bisonte, fue condenado este miércoles a 41 meses de prisión -tres años y cinco meses de cárcel- en un tribunal federal del país.

"Lo que usted hizo fue terrible", afirmó este miércoles el juez Royce Lamberth, de una corte federal del Distrito de Columbia, durante la vista para leer la sentencia.

Pese a opinar que los remordimientos expresados por Chansley son genuinos, Lamberth subrayó que el delito cometido por el conocido en EE.UU. como el "chamán de QAnon" es tan "grave" que no justifica una sentencia menor.

En la audiencia, Chansley le dijo al juez que se equivocó al entrar al Capitolio. "No tengo excusas", indicó este hombre, quien agregó que su comportamiento de ese día es "indefendible".

En septiembre, Chansley, oriundo de Arizona, se declaró culpable por el cargo de haber obstruido un procedimiento oficial durante una sesión del Congreso el pasado 6 de enero, cuando tuvo lugar el asalto al Capitolio.

Mediante dicha declaración de culpabilidad, que formó parte de un acuerdo con la Fiscalía, Chansley aceptó una pena recomendada de entre 41 y 51 meses de prisión, aunque se le descontará el tiempo que lleva en la cárcel desde el 9 de enero pasado.

Chansley, un adepto a las teorías conspirativas del movimiento QAnon, se convirtió en el asaltante más mediático del Capitolio ya que lo hizo disfrazado de bisonte y llegó a sentarse en la silla del presidente del Senado.

Fue detenido tres días después y desde entonces ha permanecido entre rejas, aunque el interés mediático siguió activo por él después de exigir que le ofrecieran comida orgánica en la cárcel y negarse a comer durante nueve días hasta lograrlo.

La Fiscalía había solicitado una sentencia para Chansley de 51 meses de prisión.

Durante la vista de este miércoles, el fiscal mostró un vídeo del acusado gritando dentro de la sede del Congreso e insultando a los legisladores.

El Departamento de Justicia sostiene que Chansley fue una de las primeras 30 personas que entraron al Capitolio y que luego fueron seguidas por cientos.

La turba de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021) logró interrumpir durante unas horas la sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso que se celebraba ese día para ratificar la victoria en los comicios de noviembre de 2020 del demócrata Joe Biden.

Hasta ahora, más de 600 personas han sido imputadas en tribunales federales por el asalto al Capitolio.

La sentencia contra Chansley sigue a la dictada la semana pasada por el mismo juez contra un hombre que golpeó a un policía durante el asalto al Capitolio y quien también fue condenado a 3 años y 5 meses de prisión.

Estas dos son las penas más altas ordenadas hasta el momento contra imputados por ese suceso.