El pasado domingo, Bolsonaro obtuvo un 43,2% de los votos en una primera vuelta de las presidenciales, en la que Lula se impuso con un 48,4%, lo que llevó la disputa a una nueva y definitiva elección que se celebrará el 30 de octubre.

Brasilia.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, candidato a la reelección, recibió este jueves a legisladores electos el pasado domingo, quienes se presentaron como un "ejército" que "derrotará" en las urnas al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

"Hay que entender el riesgo" de que Brasil "caiga otra vez en manos de la izquierda" y "ustedes tienen un papel primordial para conversar con los más humildes" y "mostrarles la importancia de la familia", declaró Bolsonaro ante un centenar de nuevos legisladores, que integrarán el Parlamento a partir de febrero de 2023.

El pasado domingo, Bolsonaro obtuvo un 43,2% de los votos en una primera vuelta de las presidenciales, en la que Lula se impuso con un 48,4%, lo que llevó la disputa a una nueva y definitiva elección que se celebrará el 30 de octubre.

También fueron realizadas elecciones legislativas, en las que la base conservadora construida por el líder de la ultraderecha obtuvo la mayoría de los escaños tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

El actual presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, que conservará su escaño, aseguró que "el Congreso de centroderecha y conservador" que arrojaron las urnas el pasado domingo "fue elegido para la continuidad del Gobierno de Bolsonaro en 2023".

En esa misma línea se pronunció el jefe del grupo oficialista en la Cámara Baja, Ricardo Barros, reelegido como diputado y quien aseguró que, tras las legislativas, esa base se constituirá como "un verdadero ejército para la defensa de la familia".

Según Lira, concluidas sus propias campañas, los parlamentarios electos se deben sumar ahora a Bolsonaro para mostrarle al país "los modelos antagónicos" que se presentan en estas elecciones y, sobre todo, "lo que ha sido hecho en favor de los más pobres en los últimos años".

Citó entonces unos vastos subsidios sociales aprobados por la pandemia de covid-19, que fueron ahora incorporados a los planes del Gobierno y cuya "continuidad" Bolsonaro y el Parlamento "han garantizado", en caso de que sea reelegido, sostuvo.

"El debate que la sociedad y el Congreso quieren es sobre dos modelos, sobre la generación de empleo y las reformas que el país precisa" y que Bolsonaro defiende, para "seguir hacia una economía "más liberal" y "con plenas libertades", afirmó Lira.