Río de Janeiro.-  Brasil superó este viernes el millón de casos de la COVID-19 y se aproxima a las 50.000 muertes a poco de cumplir cuatro meses del inicio de la pandemia, según las estadísticas divulgadas por un consorcio integrado por los principales medios de comunicación del país.

De acuerdo con este consorcio, que recopila los datos directamente en las secretarías regionales de Salud de los 27 estados del país, Brasil contabilizaba a las 14.00 hora local (17.00 GMT) de este viernes 1.009.699 casos y 48.427 muertes por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Las cifras confirman a Brasil como el segundo país en número de víctimas y de contagios en el mundo, superado tan sólo por Estados Unidos, y como uno de los nuevos epicentros mundiales de la enfermedad, que fue registrada por primera vez en el país el 26 de febrero pasado.

Los datos indican que el virus sigue avanzando aceleradamente y que Brasil aún no llegó al pico de su curva de contagios, lo que los especialistas prevén para julio próximo.

Pese a ello, la mayoría de los gobiernos regionales y municipales del país dio inicio a procesos graduales de desescalada de las medidas de distanciamiento social impuestas a mediados de marzo para intentar frenar el avance de la COVID-19.

En varios estados y municipios del país, los comercios han vuelto a abrir sus puertas y las industrias retomaron su producción.

Río de Janeiro, con un partido el jueves en que el Flamengo, campeón de la Libertadores y de la Liga, se impuso por 3-0 al Bangú por el Campeonato Carioca en un Maracaná sin público, fue la primera región en toda Suramérica en normalizar las competiciones profesionales de fútbol.