BUYUMBURA.- Los militares que intentaron un golpe de Estado hace dos días contra el presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, anunciaron hoy su rendición y entrega a la autoridades del país, informan medios locales.

Su renuncia se produce pocas horas después de que el mandatario asegurara que se encontraba de vuelta en el país tras participar en una reunión de los líderes de África Oriental, durante la cual, una facción del Ejército anunció que lo había depuesto.