HAITÍ.- Entre barricadas y saqueos, amanece hoy Cabo Haitiano tras el funeral de Estado del presidente Jovenel Moïse realizado este viernes en esa demarcación de la nación haitiana.

Los protestantes, que piden justicia por la muerte de Moïse, formaron barricadas por diversos puntos de la ciudad con piedras y neumáticos ardiendo, además, se registraron saqueos en varios establecimientos de la zona.

En el día de ayer diversos agentes también dispararon sus armas contra manifestantes apostados a la entrada de la propiedad donde se realizó el velatorio, unos cientos de metros separada del lugar de la ceremonia, tiros que quedaron ahogados por los cánticos y el sermón que estaba teniendo lugar en ese momento.