La noticia de la captura de alias "Otoniel" fue recibida con alivio por políticos de distintas vertientes, como el precandidato liberal a la Presidencia Juan Fernando Cristo.

BOGOTÁ.- El número uno de la banda criminal del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, alias "Otoniel", el narcotraficante más buscado de Colombia, fue capturado en una operación conjunta de la Policía y las Fuerzas Armadas en el noroeste del país, informaron este sábado medios locales.

El Gobierno no ha confirmado la captura, aunque la Casa de Nariño anunció una declaración del presidente Iván Duque, que aún no se ha producido, pero en imágenes divulgadas por distintos medios se ve al capturado sonriente, vestido con pantalón y camiseta negra y con la manos atadas a la espalda, cuando es conducido por soldados armados con fusiles luego de bajar de un helicóptero militar.

Según las primeras informaciones, la captura tuvo lugar en la zona rural de El Totumo, que hace parte del municipio de Necoclí, en el golfo de Urabá, en el noroeste de Colombia, donde surgió el Clan del Golfo, que luego se extendió por otras regiones del país.

Operación de búsqueda de seis años

Alias "Otoniel" era buscado intensamente desde 2015 en la región de Urabá por miles de policías y militares participantes en las dos fases de la "Operación Agamenón", mediante la cual fueron abatidos a capturados decenas de hombres a su mando y se incautaron toneladas de cocaína.

En septiembre de 2017, tras la firma de la paz con las FARC y la apertura de diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), alias "Otoniel" anunció en un video colgado en las redes sociales su intención de someterse a la justicia, lo que hizo pensar a los colombianos en la posibilidad de alcanzar la paz después de más de medio siglo de conflicto armado en varios frentes internos.

Según el Gobierno colombiano, el Clan del Golfo es responsable del envío de toneladas de cocaína a Estados Unidos, así como de montar una red criminal dedicada a cobrar extorsiones a empresarios y comerciantes en la región de Urabá, fronteriza con Panamá, y en la costa Atlántica principalmente.

También se le acusa de asesinar a numerosos policías y líderes sociales como parte de su estrategia de terror en las zonas en las que opera la banda.

Por esa razones, "Otoniel" tiene más de un centenar de procesos abiertos en la justicia colombiana y la Interpol lo buscaba con circular roja.

La noticia de la captura de alias "Otoniel" fue recibida con alivio por políticos de distintas vertientes, como el precandidato liberal a la Presidencia Juan Fernando Cristo, quien la calificó como "un golpe importante" de las "Fuerzas Militares contra el crimen organizado" y llamó a "persistir en la persecución contra los grupos violentos".

"Felicito al gobierno del Pdte. Iván Duque por la captura de "Otoniel", máximo líder del Clan del Golfo. "Otoniel" debe rendir cuentas ante la justicia por los cientos de crímenes cometidos bajo su mando. Las victimas merecen justicia", escribió por su parte en Twitter el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.