Para culminar la investigación se llevaron a cabo más de una decena de registros en España, que permitieron desmantelar un laboratorio empleado para separar droga de sustancias legales.

España.- Las autoridades españolas desarticularon una banda acusada de traficar a gran escala con cocaína mediante veleros desde Sudamérica hasta España, en una operación con doce detenidos y una más de una tonelada de droga incautada.

La Policía española informó este viernes de esta operación conjunta con el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en España, en la que además de 1.275 kilos de cocaína también fueron incautadas tres embarcaciones, una de ellas de 27 metros de longitud valorada en 700.000 euros, nueve vehículos de alta gama, 223.000 euros en efectivo, material informático, 44 teléfonos móviles, dos armas de fuego y multitud de artículos de joyería y relojes de lujo.

Además, fueron bloqueadas más de un centenar de cuentas bancarias e intervenidas cerca de cincuenta empresas utilizadas supuestamente para blanquear dinero procedente de la venta de estupefacientes, que tenían conexiones en Panamá, Colombia y países de Europa, según un comunicado de la Policía.

La investigación comenzó en 2018, cuando los investigadores detectaron un entramado criminal en España sospechoso de introducir cocaína procedente de distintos puntos de Sudamérica.

Las primeras averiguaciones permitieron localizar a varias personas, que desde la isla española de Gran Canaria (Atlántico) adquirían veleros para cruzar el océano y abastecerse de cocaína que más tarde supuestamente introducían en España.

También se pudo identificar al líder de la banda, implicado en numerosas investigaciones en varios países europeos a los que al parecer distribuía la droga desde España, de acuerdo con la Policía española.

Para culminar la investigación se llevaron a cabo más de una decena de registros en España, que permitieron desmantelar un laboratorio empleado para separar droga de sustancias legales, ya que extraían el estupefaciente previamente mezclado en los países de origen para tratar de eludir los controles policiales, según el comunicado.