A juicio de Gervasi, algunos países, que no mencionó de manera directa, han "buscado establecer una narrativa tergiversada que no se condice con los hechos objetivos sucedidos en el Perú".

La canciller peruana, Ana Gervasi, lamentó al intervenir en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebró en Buenos Aires, que haya Gobiernos que "no acompañaron a Perú" tras el fallido autogolpe del expresidente Pedro Castillo.

"Es de lamentar que algunos Gobiernos de países particularmente cercanos no hayan acompañado al Perú en este difícil trance institucional y hayan priorizado la afinidad ideológica al apoyo inequívoco al Estado de derecho y a la sucesión constitucional", dijo Gervasi en referencia a la destitución de Castillo por el Parlamento tras su fallido intento el psado 7 de diciembre y la asunción de la jefatura del Estado por la hasta entonces vicepresidenta, Dina Boluarte.

A juicio de Gervasi, algunos países, que no mencionó de manera directa, han "buscado establecer una narrativa tergiversada que no se condice con los hechos objetivos sucedidos en el Perú".

"No deja de sorprender que en 2023, luego de que la gran mayoría de los países de la región han vivido episodios traumáticos de rupturas constitucional con secuelas sumamente dolorosas, no sea posible conseguir un rechazo unánime a un intento de cierre ilegal del Congreso y las instituciones tutelares de la democracia en mi país", sostuvo.

El pasado 7 de diciembre, Castillo dictó en un discurso leído desde el Palacio de Gobierno el cierre del Congreso, la reorganización de todos los organismos del sistema de Justicia y la conformación de un Ejecutivo de emergencia que iba a gobernar por decreto.

Tras ese anuncio, el Congreso cerró sus puertas para evitar su disolución y votó, con 101 votos a favor de 130 y solo seis en contra, destituir a Castillo.

Acerca de las protestas antigubernamentales desatadas desde el pasado 11 de diciembre y que piden la renuncia de Boluarte, la convocatoria de elecciones generales y de una asamblea constituyente, en las que han perdido la vida 62 personas, Gervasi explicó que el Ejecutivo "lamenta la trágica pérdida de vidas humanas".

Destacó que estas "vienen siendo investigadas" por la Fiscalía, que "cuenta con plena autonomía" para hacerlo y "para que los responsables sean juzgados y condenados conforme a ley".

"Es falso y ofensivo mencionar e insinuar, como se ha mencionado hoy, que el Gobierno haya autorizado reprimir con violencia a quienes protestan", concluyó.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, aseguró poco antes en su intervención que Perú necesita un "cambio de rumbo" ante la violencia "inaceptable" del último mes.

"No podemos ser indiferentes cuando hoy en día en nuestra hermana nación de Perú personas que salen a marchar y a reclamar lo que consideran justo terminan baleadas por quien debiera defenderlas", indicó Boric ante el plenario del bloque.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que no asisitió a la cita de Buenos Aires, pidió a la Celac un pronunciamiento conjunto contra la "represión" en Perú y por la libertad del exmandatario Castillo.

"No debemos dejar solo al pueblo hermano del Perú, fue una infamia lo que hicieron con Pedro Castillo y la forma en que están reprimiendo al pueblo", declaró el mandatario en un mensaje que envió en video a la VII Cumbre de la Celac.