En esta ocasión, la XXII reunión de cancilleres de la Celac —organismo al que pertenece una treintena de países y que Brasil abandonó en 2020 al considerar que apoya a "regímenes no democráticos" como los de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Buenos Aires.- Los ministros de Relaciones Exteriores y jefes de delegación de los países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) iniciaron este viernes en Buenos Aires una reunión en la que Argentina busca ser elegida para ejercer este año la presidencia pro tempore del grupo.

El Palacio San Martín de la capital acoge la cita, que llega precedida de la cumbre de jefes de Estado celebrada en septiembre pasado en México —que ostenta la presidencia desde enero de 2020—, en la que no hubo consenso para dar el liderazgo a Argentina, país que lleva meses tratando de recabar todos los apoyos.

En esta ocasión, la XXII reunión de cancilleres de la Celac —organismo al que pertenece una treintena de países y que Brasil abandonó en 2020 al considerar que apoya a "regímenes no democráticos" como los de Cuba, Venezuela y Nicaragua— estará centrada en definir quién liderará el grupo durante 2022, con Argentina como único candidato.

"Nuestra identidad común no es un conjunto agrupado de intereses diversos, nuestra identidad común es una construcción política, social, económica y cultural, una historia rica que tenemos que seguir bregando entre todos para que no se detenga", expresó el ministro argentino, Santiago Cafiero, en sus palabras de bienvenida.

El anfitrión remarcó que la Celac "es el ámbito por excelencia de América Latina y el Caribe, que promueve el dialogo sin exclusiones", y llamó a avanzar en la tarea de fortalecer el diálogo en la región, entre los Estados parte, y "continuar con la herramientas de integración que son las necesarias para seguir construyendo una región en paz".

Tras la foto oficial y la presentación del anfitrión, el canciller de México, Marcelo Ebrard, realizó un balance de gestión y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, presentó un informe sobre las actividades que la entidad desarrolla con el bloque regional.

Seguidamente, tras la intervención del resto de autoridades y la consideración de la candidatura de Argentina, se espera que Ebrard y Cafiero comparezcan ante la prensa anunciando el resultado del encuentro.

RETICENCIAS DE NICARAGUA

Entre los asistentes a la cita están los cancilleres de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países cuestionados por Estados Unidos por presuntas violaciones a los derechos humanos.

De cara a la cumbre de México de 2021, a la que el presidente argentino, Alberto Fernández, no acudió por la crisis que vivía su Gobierno tras perder las primarias legislativas, Nicaragua fue el único Estado que anunció que no respaldaría a Argentina como líder porque "se convirtió en instrumento del imperialismo norteamericano", después de las críticas vertidas por el país suramericano por la detención de políticos opositores en Nicaragua.

Será este viernes cuando se conozca si el país centroamericano ha superado sus reticencias y apoya finalmente a Argentina.

Ayer, la portavoz de la Presidencia Argentina, Gabriela Cerruti, aseveró que esta nación fue elegida como sede de la Celac "porque es valorada la posibilidad que tiene de dialogar y consensuar con todos los actores de la región", al ser considerada como "un interlocutor válido para casi todos los países" de América Latina.

Además, fuentes oficiales señalaron que el país "renovará su visión" de la Celac como "un ámbito con prioridad estratégica para el fortalecimiento de la integración regional a través de la concertación política, con un enfoque solidario y cooperativo para fomentar puentes de diálogo e inclusión".

Creada en 2010, la Celac funciona como un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política y surge, según recalcaron desde la Cancillería argentina, "con el compromiso de avanzar en el proceso gradual de integración de la región, haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural de los más de 600 millones de habitantes de América Latina y el Caribe".