Un médico forense del condado de Sarasota confirmó que la mujer falleció a causa de las heridas causadas por las mordeduras de los caimanes.

Redacción.- Fueron capturados y sacrificados los dos caimanes que mataron a Rose Wiegand, una anciana de 80 años que cayó el pasado sábado a un estanque de un campo de golf en la localidad de Englewood, en la costa suroeste de Florida (EE.UU.).

La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, en inglés) fue la encargada de sacrificar a los dos caimanes responsables de la muerte de la anciana, quien, según un testigo, cayó de forma accidental a un estanque del citado campo de golf, cercano a su casa.

Un médico forense del condado de Sarasota confirmó que la mujer falleció a causa de las heridas causadas por las mordeduras de los caimanes.

Wiegand fue declarada muerta en el lugar de los hechos, pero fue necesario esperar a que el médico forense determinara que el ataque fue la causa oficial del fallecimiento investigado por expertos de la FWC.

Durante la investigación fueron encontrados en el estanque 2 caimanes, el primero de una longitud de 8 pies (2,4 metros) y el segundo de unos 7 pies (2 metros).