Asimismo, el virtual presidente electo invocó a las autoridades electorales que, "de una vez por todas", dejen "de estar alargando, y se respete la voluntad popular de este país".

LIMA.- El izquierdista Pedro Castillo asumió este martes el rol y comenzó a expresarse como presidente electo de Perú para el periodo 2021-2026, tras el cierre del cómputo de votos que le dio 50,12 % del balotaje, e instó a las autoridades electorales que dejen de "alargar" el fin del proceso.

A falta de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) proclame al vencedor de los comicios, el anuncio de que el cómputo de votos ya culminó con Castillo por encima de su rival Keiko Fujimori (derecha), llevó al virtual ganador a asumir un rol y a expresarse como si ya fuera el presidente del país.

En medio de la algarabía de sus seguidores, Castillo se dirigió a sus partidarios desde el balcón de su sede partidaria en el centro de Lima para agradecerles por las movilizaciones de apoyo y las vigilias realizadas ante las sedes electorales.

"Hoy más que nunca, el pueblo peruano ha levantado la cabeza para decir democráticamente que vamos a salvar esta patria", expresó el maestro que postuló por el partido Perú Libre.

Castillo añadió que "esta noche, no solamente debe ser de algarabía y júbilo, sino de gran responsabilidad. Tenemos que ser fríos porque hoy empieza la verdadera batalla para terminar con las grandes desigualdades".

Asimismo, el virtual presidente electo invocó a las autoridades electorales que, "de una vez por todas", dejen "de estar alargando, y se respete la voluntad popular de este país".

"No somos comunistas, no somos chavistas, somos trabajadores, somos luchadores, somos emprendedores", remarcó Castillo para responder a la polarización que se encendió durante la campaña electoral.

Invoca la unidad

Castillo planteó, en su lugar, fortalecer la dignidad y la unidad del pueblo peruano, pues en su opinión "no debe haber pretensiones económicas ni políticas". Todos "somos hermanos, todos somos peruanos y todos tenemos que levantar esta patria", dijo.

Horas antes, a través de su cuenta en Twitter, Castillo escribió que "un nuevo tiempo se ha iniciado" y que "millones de peruanos/as se han alzado en defensa de su dignidad y justicia".

El maestro y exdirigente sindicalista agradeció a los pueblos de todo el Perú "que desde su diversidad y fuerza histórica" le brindaron su confianza.

"Mi Gobierno se deberá a toda la ciudadanía", finalizó el mensaje del virtual presidente electo, a pesar de que Fujimori ha rechazado su derrota y sostiene que aún falta concluir con la revisión de actas observadas y apeladas.

Castillo, natural de la región andina de Cajamarca, compartió una fotografía suya con el título de "presidente del bicentenario" y los lemas de campaña "el cambio es ahora" y "no más pobres en un país rico".

Unas 800 actas, que recogen unos 200.000 votos, fueron objeto de un intento de anulación por parte de Fujimori, quien denunció sin pruebas fehacientes un "fraude de mesa".

Ese pedido está siendo analizado por los diversos Jurados Especiales Electorales (JEE) del país.

La mayor parte de esos reclamos ya han sido rechazados por las autoridades electorales, si bien aún pueden ser revisados en una segunda instancia.

Sin embargo, la falta de pruebas para justificar la denuncia hace inviable en la práctica que sean aceptados, salvo que, como sostienen la inmensa mayor parte de analistas y expertos legales del país, se vulneren flagrantemente la Constitución y las leyes peruanas.

terminó cómputo de votos

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) informó este martes que concluyó con el conteo del 100 % de actas de votación, tras lo cual Castillo obtuvo el 50,12 % de votos, mientras que Fujimori logró el 49,87 %.

Con la totalidad de actas de votación contabilizadas, Castillo recibió 8.835.579 de votos, una diferencia de 44.058 votos sobre Fujimori, que congregó el respaldo de 8.791.521 electores.

El balotaje celebrado el pasado 6 de junio convocó a más de 25 millones de peruanos, de los cuales 18,8 millones (74,5 %) emitieron su voto en el país y en el extranjero.

Además de los 17,6 millones de votos válidos, hubo más de un millón de votos nulos, que corresponden al 5,8 % del total de emitidos, y 121.477 votos en blanco, que representan 0,64 %, de acuerdo con el reporte de la ONPE.

Fujimori confía

No obstante, Fujimori se dirigió a sus simpatizantes, concentrados en los exteriores de su sede partidaria en Lima, para asegurarles que "falta lo más importante, que es la votación de las actas apeladas, aquellas apeladas por las actas observadas, y las más de 800 actas por solicitud de nulidad".

"Confiamos en los órganos electorales, pero sobre todo confiamos en la voluntad popular, y sabemos que cuando analicen esas irregularidades, lo más probable es que nos den la razón", agregó la candidata, que postuló por tercera vez a la Presidencia de Perú.

La hija del expresidente Alberto Fujimori pidió a sus simpatizantes a esperar la resolución de los jurados electorales "con mucha prudencia, eso es bien importante, no pisemos el palito, nuestras marchas son pacíficas, con el corazón en alto, con orgullo, queremos defender el presente y el futuro del país".