“Este arresto y extradición subrayan la colaboración y cooperación entre nuestra ley, socios encargados de hacer cumplir la ley, así como nuestro compromiso y resolución para combatir las organizaciones transnacionales crimen”, dijo el fiscal federal W. Stephen Muldrow.

SAN JUAN.- Las autoridades federales informaron este miércoles que el narcotraficante dominicano César Emilio Peralta-Adamez, también conocido como “El Abusador”, de ser hallado culpable se expone a una pena de no menos de 10 años y hasta cadena perpetua, tras ser extraditado  a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico presentados en el Distrito de Puerto Rico.

“Este arresto y extradición subrayan la colaboración y cooperación entre nuestra ley, socios encargados de hacer cumplir la ley, así como nuestro compromiso y resolución para combatir las organizaciones transnacionales crimen”, dijo el fiscal federal W. Stephen Muldrow.

“Continuaremos maximizando nuestros esfuerzos de múltiples agencias para llevar ante la justicia a aquellos que ignoran nuestras leyes y contrabandean drogas a Puerto Rico y los Estados Unidos continentales", dijo.

Peralta era el líder de una organización criminal transnacional (TCO, por sus siglas en inglés) con sede en República Dominicana República. Esta organización recibió envíos de varias toneladas de cocaína de Colombia y Venezuela y transportó estos a Puerto Rico y los Estados Unidos continentales.

El 28 de noviembre de 2018, un Gran Jurado Federal en el Distrito de Puerto Rico emitió una acusación contra Peralta, acusándolo de conspiración para importar heroína y cocaína a la aduana territorio de los Estados Unidos (cuenta uno y dos) y con la distribución de cinco kilogramos o más de cocaína con fines de importación ilegal a los Estados Unidos (cargo tres).

César el Abusador fue arrestado el 2 de diciembre de 2019 en Colombia tras huir de República Dominicana, donde en esos momentos era considerado el mayor narcotraficante del país.

Se encontraba prófugo desde la desarticulación de su banda en agosto de ese año y las autoridades dominicanas habían emitido una alerta roja internacional para pedir la colaboración de la Policía Internacional (Interpol).

Según las autoridades dominicanas y estadounidenses, la banda de Peralta era responsable de enviar toneladas de droga a Estados Unidos, Puerto Rico y Europa.

El dinero obtenido del narcotráfico era luego blanqueado en los locales regentados por el Abusador, entre ellos las discotecas de lujo más conocidas de Santo Domingo y clubes nocturnos.

La operación antidroga que desarticuló la banda no tuvo precedentes en República Dominicana por su dimensión, ya que implicó a cerca de 700 policías y militares que se desplegaron de forma simultánea en decenas de locales del grupo.

El día del operativo fueron arrestados varios cabecillas de la banda, algunos de los cuales fueron extraditados a Estados Unidos, y el 27 de agosto de 2019 había sido detenida la propia esposa de Peralta.

El FBI, que ofreció en su momento una recompensa de 100.000 dólares para quien diera informaciones que llevaran a su captura, asegura que Peralta tiene vínculos en República Dominicana, Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Puerto Rico.