CARACAS.- El mandatario venezolano, Hugo Chávez, dijo  este  domingo   que en Siria infiltran terroristas para generar violencia y derrocar al Gobierno, "como lo hicieron en Libia" y exhortó a sus seguidores a mantenerse alerta pues "todos los días salen declaraciones contra Venezuela" desde Estados Unidos y sus aliados.

"Estados Unidos, el imperio yanki, y sus aliados europeos arrecian la ofensiva contra Siria, infiltran terroristas para generar violencia, sangre y muerte como lo hicieron en Libia", señaló el presidente durante el cierre de una marcha de la coalición de partidos que lo apoyan denominada Gran Polo Patriótico.

"Estábamos ayer informándonos de cómo la Liga Árabe ha emitido una declaración en contra del Gobierno de Siria, eso fue ayer, y le ha pedido a los Gobiernos que lo conforman que retiren sus embajadores de Siria", señaló Chávez, quien pidió a sus seguidores estudiar lo que sucede en el mundo.

El mandatario comentó la más reciente columna del líder cubano Fidel Castro "Reflexiones de Fidel" en la que éste alerta acerca de amenazas de una guerra nuclear.

"Israel amenazando con agredir a Irán y Estados Unidos detrás de Israel apoyándolo, Inglaterra amenazando con usar bombas atómicas contra Irán, así anda el mundo", dijo Chávez y recordó que hace apenas unos días la marina venezolana detectó en sus aguas la presencia de "un submarino nuclear".

La Liga Árabe decidió ayer suspender a Siria de la organización durante una reunión extraordinaria de Ministros de Asuntos Exteriores en El Cairo y obtuvo el respaldo de 18 de los 22 miembros, con el voto en contra del Líbano y Yemen y la abstención de Irak.

El texto aprobado, que se aplicará a partir del próximo día 16 a no ser que Damasco cumpla con los requisitos del plan árabe -que exigía el cese de la violencia en el país para salir de la crisis-, pide sanciones económicas y prevé que se otorgue protección a los civiles sirios, en coordinación con las organizaciones de derechos humanos y la ONU.

Además, los ministros acordaron la retirada de los embajadores árabes de Siria, aunque esa medida estará sujeta a la decisión soberana de cada país