CARACAS, Venezuela.- El presidente  venezolano, Hugo Chávez, se despidió este jueves de sus seguidores antes de viajar mañana viernes a Cuba, en un acto en el que aseguró que se prepara "para enfrentar el peor de los escenarios" tras serle detectada una nueva "lesión" de la que será operado la próxima semana en la isla.

"No es momento de despedidas; voy y vuelvo", manifestó el mandatario en un acto nocturno difundido en cadena nacional de radio y televisión, que finalizó cantando tonadas del Llano venezolano, junto a varios artistas de música tradicional del país.

"Ustedes saben lo que tienen que hacer" y lo primero será "garantizar que no se pierda la independencia", manifestó durante la intervención en la que no minimizó la eventualidad de un revés médico.

El gobernante informó el pasado martes de la que llamó nueva "lesión", dos días después de regresar de un viaje de control médico en La Habana y cuando se multiplicaban los rumores sobre una supuesta hospitalización de urgencia y que su cáncer había hecho metástasis, lo que negó taxativamente.

Hoy le puso fecha al viaje y así lo anunció en una reunión ministerial transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión luego de que la Asamblea Nacional (AN, unicameral) lo autorizara a ausentarse del país en una sesión en la que la oposición pidió que el vicepresidente, Elías Jaua, asumiera la Presidencia.

La petición fue negada luego de que el presidente de la AN, Diosdado Cabello, alegara que la causa del viaje no responde al sentido que la Constitución prevé para observar "ausencia temporal".

No obstante, la AN aprobó por unanimidad de los legisladores chavistas y opositores el permiso al jefe del Estado para las estancias en el exterior de más de cinco días.

"Allá estaré, Fidel (Castro), mañana parto para allá en la tarde, en la tarde de nuevo a otra batalla que viene en la cual también, guerrilleros del tiempo que somos, venceremos", dijo el mandatario en el Consejo de Ministros en alusión al exgobernante cubano.

Agregó que "seguramente" estará en Cuba "durante varios días", aunque se mostró "seguro" de que "no serán muchos" e insistió en que cumplirá el "reposo postoperatorio" en la isla.

Chávez, de 57 años, debe someterse a una cirugía para eliminar la "lesión" que le ha aparecido en el mismo lugar en el que se le extrajo un tumor canceroso hace ocho meses, del que hasta el momento sólo se informó que estaba en la zona pélvica pero no de la ubicación exacta y de su alcance.

Hoy afirmó que seguirá desde allá "todos los días en contacto", y ordenó a sus colaboradores "pulverizar" rumores, dando por sentado que en cuanto viaje comenzarán las "campañas" de desinformación, que atribuyó a "laboratorios imperialistas de la burguesía", sobre su salud y supuestos desencuentros en las filas chavistas.