Las autoridades anunciaron la semana pasada que a partir de la segunda quincena de febrero comenzarán a aplicar la cuarta dosis de la vacuna.

Chile.- Más de 1,6 millones de personas que aún no han recibido su dosis de refuerzo contra la covid-19 en Chile sufrirán restricciones de movilidad si no se la aplican antes del 1 de enero, anunciaron este lunes las autoridades sanitarias.

"Hoy hay 1.627.165 personas que estarían quedando con su Pase de Movilidad inhabilitado desde el 1 de enero, ya que no han recibido su dosis de refuerzo a más de 6 meses desde de la segunda dosis", alertó en rueda de prensa el ministro chileno de Salud, Enrique Paris.

El llamado "Pase de Movilidad" es una acreditación gubernamental que permite eventos con mayores aforos y ser atendido en el interior de bares y restaurantes.

En una de las campañas de inoculación más exitosas del mundo, Chile ha distribuido hasta ahora más de 10,1 millones de dosis de refuerzo y el 91,9 % de la población objetivo (cerca de 15 millones de personas) cuenta con una esquema completo de vacunación con dos dosis o dosis única.

La vacuna más usada es CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, aunque también se administran en menor medida Pfizer/BioNtech, AstraZeneca y Cansino.

Las autoridades anunciaron la semana pasada que a partir de la segunda quincena de febrero comenzarán a aplicar la cuarta dosis de la vacuna.

"La vacuna contra el covid-19 no reemplaza las medidas de prevención. Mientras más me cuido, menos opciones tengo de contagiarme", agregó Paris.

La pandemia, que tuvo su pico más grave entre marzo y junio pasados y obligó a confinar una vez más al 90 % de la población, lleva más de tres meses bajo control, aunque con leves repuntes vinculados a la alta movilidad de fin de año.

Desde el Ministerio de Salud, sin embargo, señalaron su "preocupación" por el avance de la variante Ómicron, que ha sido detectada en 11 de las 16 regiones del país y de la que ya se han confirmado 248 casos.

En las últimas 24 horas, se registraron 760 casos y 22 fallecidos, lo que deja el balance total desde marzo de 2020 en 1,8 millones de infectados y 39.056 muertos.

El Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) del ministerio informó este lunes, sin embargo, que el balance total asciende a más de 50.000 muertos si se suman los casos sospechosos.