Armas químicas en Siria.

CHINA, Pekín.- El Gobierno chino abogó este viernes por una investigación de la ONU en Siria para determinar si las fuerzas de la oposición o las del régimen de Bachar al Asad han usado armas químicas en el conflicto civil que vive el país.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, propuso una investigación que sea "objetiva, justa y de acuerdo con las regulaciones del Consejo de Seguridad de la ONU", después de que EEUU autorizara ayer el envío de armamento a la oposición siria tras confirmar el uso de armas químicas por parte del régimen.

"Estamos totalmente en contra del uso de armas químicas, sea quien sea quien las use", indicó la portavoz, quien reiteró que el diálogo y la negociación es "la única vía realista y correcta" para solucionar el conflicto.

"Últimamente la negociación política entorno al problema sirio está en una tendencia positiva", remarcó Hua, quien instó a todas las partes implicadas a mostrar una actitud "de esfuerzo, honesta y optimista" en futuras conferencias que traten el conflicto sirio.

A su vez, también pidió que se evite "cualquier movimiento militar" que pueda incrementar la crisis del país.

China y Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, se han opuesto en varias ocasiones al endurecimiento de las sanciones contra el régimen sirio en las votaciones celebradas en el seno de ese organismo.