Este nuevo comité, denominado Grupo Científico Asesor sobre el Origen de Nuevos Patógenos (SAGO) y formado por 26 expertos, investigará también las causas de futuros patógenos peligrosos.

Pekín.- China afirmó hoy que se opone a "cualquier tipo de manipulación política" sobre el origen de la pandemia después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciase ayer la composición de un nuevo comité para seguir investigando cómo surgió la covid.

Este nuevo comité, denominado Grupo Científico Asesor sobre el Origen de Nuevos Patógenos (SAGO) y formado por 26 expertos, investigará también las causas de futuros patógenos peligrosos.

"China siempre ha mantenido que apoyará y participará en las pesquisas. Pero nos oponemos a cualquier tipo de manipulación política sobre este asunto", afirmó hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian en rueda de prensa.

El portavoz agregó que la OMS debe "aferrarse" al informe que la organización publicó en marzo tras visitar la ciudad china de Wuhan, donde se comenzaron a propagar los primeros casos de covid en 2019.

En ese informe, los investigadores dejaron abiertas cuatro hipótesis sobre el origen de la pandemia, pero afirmaron que hacían falta muchos más estudios para llegar a una conclusión definitiva.

Las relaciones entre el país asiático y el organismo parecieron deteriorarse el pasado verano después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidiera a China "transparencia" y "datos en bruto sobre los primeros días de la pandemia".

No obstante, Pekín se ha limitado a asegurar que no ocultó datos ni dificultó el trabajo de los científicos que viajaron a Wuhan, e insiste en que todo lo que se debía analizar en su territorio ya se ha hecho, con lo que las investigaciones deberían pasar a otros países, en particular a Estados Unidos.

Pekín arremetió repetidamente contra Washington a raíz de un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses que, pese a no llegar a un consenso sobre la procedencia del virus, no descartaban que fuera producto de un accidente en un laboratorio.