La pieza se encontró en su momento entre miles de objetos en una campaña de excavación hecha en el recinto entre 1968 y 1969, y el célebre nombre de Pilato fue descifrado ahora, cuando se limpió y fue analizada con detalle con una cámara especializada en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel, indica el periódico Haaretz.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Investigadores israelíes han descifrado en un anillo de 2,000 años de antigüedad la inscripción con el nombre “Pilato”, que podría referirse al gobernador romano de Jerusalén, Poncio Pilato, quién según la tradición cristiana juzgó y ordenó la crucifixión de Jesucristo.

El anillo, según el grupo de investigadores que ha hecho el descubrimiento, dirigido por el doctor Roi Porat, “habría podido pertenecer a Poncio Pilato, el prefecto de la provincia romana de Judea”, o bien a “una persona de su administración”.

La pieza se encontró en su momento entre miles de objetos en una campaña de excavación hecha en el recinto entre 1968 y 1969, y el célebre nombre de Pilato fue descifrado ahora, cuando se limpió y fue analizada con detalle con una cámara especializada en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel, indica el periódico Haaretz.

Fuente: noticiassf.com