REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Cientos de personas hicieron fila afuera de una capilla blanca en Haití el sábado para asistir al funeral del exdictador Jean-Claude Duvalier.

La gente hacía una pausa para presentar sus respetos frente al ataúd cubierto por la bandera y luego saludar a la que era pareja de Duvalier, Veronique Roy, a su ex esposa Michele Bennett y sus dos hijos.

El funeral del sábado se celebra en una capilla en los terrenos de la escuela Saint-Louis de Gonzague en el barrio Delmas de la capital haitiana, Puerto Príncipe.

También asistieron representantes del presidente Michel Martelly y del primer ministro Laurent Lamothe; ambos líderes están actualmente fuera de Haití en viajes oficiales

Fuente: AP