De coincidir con las estimaciones, la baja participación sería de dos a cuatro puntos porcentuales mayor que el 22,23 % de hace cinco años, pero menos que el récord de una primera vuelta en 2002, cuando alcanzó el 28,4 %.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Los últimos colegios electorales de la Francia metropolitana cerraron hoy a las 20.00 hora local (18.00 GMT) en la primera vuelta de las elecciones presidenciales con una de las tasas de participación más bajas de la historia para este tipo de comicios.

Según las estimaciones de los institutos de sondeo publicados más de una hora antes de que se dejara de votar en las grandes ciudades -y en espera de la publicación de los datos oficiales definitivos-, la abstención se situará entre el 24 % y el 26,5 %.

De confirmarse, sería de dos a cuatro puntos porcentuales mayor que el 22,23 % de hace cinco años, pero menos que el récord de una primera vuelta en 2002, cuando alcanzó el 28,4 %.

Las primeras estimaciones de las empresas demoscópicas con voto escrutado se conocerán inmediatamente.

Los sondeos de la parte final de la campaña daban por seguro que se calificarían a la segunda vuelta el presidente, el centrista Emmanuel Macron, y la líder ultraderechista Marine Le Pen.

En los últimos días Le Pen había reducido la distancia con Macron en los sondeos a unos tres puntos porcentuales e incluso una encuesta filtrada esta tarde por la prensa belga y suiza con encuestas a pie de urna daba un empate entre ambos con un 24 % cada uno, y en tercer lugar el izquierdista Jean-Luc Mélenchon con un 19 %.