El lugar de los choques fue la localidad de Inazoul, 30 kilómetros al suroeste de Ménaka.

BAMAKO.- Cinco tuaregs malienses murieron ayer en la región de Ménaka (sureste de Mali) en enfrentamientos entre grupos pro y anti gobierno de Bamako, según informaron a Efe fuentes policiales en la región.

Los choques involucraron a un grupo armado de la alianza entre el grupo Gatia y el Movimiento de Salvación del Azawad (ambos aliados del gobierno) y a un grupo de combatientes identificados como "árabes malienses", una pequeña minoría de habla árabe dentro de los tuaregs.

El lugar de los choques fue la localidad de Inazoul, 30 kilómetros al suroeste de Ménaka.

Los unionistas perdieron a tres de sus hombres, entre ellos un "oficial", mientras que sus oponentes perdieron a dos combatientes.

Los choques inter-tuaregs son relativamente frecuentes en Mali, y se superponen con los enfrentamientos de grupos yihadistas con el Estado o con la misión de la ONU (Minusma) y a los que protagonizan la etnia peul con los bambara, convirtiendo así a Mali en uno de los países más peligrosos del Sahel.