NEW YORK, EE.UU.- Héctor Cabral, acusado de practicar medicina sin licencia, compareció este martes ante un juez para conocer su sentencia. Durante la audiencia se dictaminó que éste debe pagar 23 mil dólares para compensar a sus siete víctimas, todas mujeres, y cinco mil dólares de multa.

Cabral deberá también cumplir 250 horas de servicio comunitario. El sentenciado se había declarado culpable de practicar medicina sin licencia el año pasado.

El fiscal general de Nueva York, quien encabezó la investigación, dijo en un comunicado sentirse complacido con la sentencia.

El cirujano, que tiene una clínica en Santo Domingo, reclutaba clientas en el Alto Manhattan, Bronx, Queens y Brooklyn.

También visitaba con frecuencia salones de belleza y spa, negocios en los que se acercaba a sus víctimas para ofertarles el tratamiento, señalándoles las partes de sus cuerpos que según él, necesitaban liposucción.