También a la periodista Lourdes Arróliga y a Guillermo Medrano, extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que cerró en febrero.

MANAGUA.- La corresponsal de la cadena hispana Univision en Nicaragua, María Lilly Delgado, informó este lunes que ha sido citada por el Ministerio Público a una entrevista por un caso de presunto lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado nicaragüense por el que se investiga a la aspirante opositora a la Presidencia Cristiana Chamorro Barrios.

"Dentro del plan para silenciar a la prensa independiente en #Nicaragua, fui citada esta tarde, unas horas antes a una diligencia mañana a las 08.00 horas (14.00 GMT)", dijo Delgado, una periodista nicaragüense de larga trayectoria, en un mensaje de Twitter donde se adjunta una fotografía de la carta.

"Pretenden implicarme en el mismo proceso arbitrario por supuesto 'lavado de dinero' que siguen contra Cristiana Chamorro", denunció.

Al igual que a la corresponsal de Univisión en Managua, la Fiscalía ha citado el martes por el mismo caso al empresario de radio Fabio Gadea Mantilla, de 89 años, y a la periodista Verónica Chávez, del portal 100 % Noticias.

También a la periodista Lourdes Arróliga y a Guillermo Medrano, extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que cerró en febrero.

ACUSAN A ONG DE INCUMPLIR "GRAVEMENTE" SUS OBLIGACIONES

La Fiscalía, que dirige la expolicía Ana Julia Guido, a solicitud del Ministerio de Gobernación, investiga a la periodista Chamorro Barrios, hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), por el presunto delito de lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado nicaragüense y la sociedad, en su calidad de directora ejecutiva y representante de una ONG.

"La Fundación 'Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia' incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador y del análisis a los Estados Financieros período 2015-2019 se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero", por lo que se "ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente", según informó el Ministerio de Gobernación la pasada semana.

La investigación contra la comunicadora y aspirante presidencial, que ha tildado esa acusación como una "farsa" orquestada por Ortega y la que prometió "desenmascarar", se produce a menos de seis meses de que se celebren los comicios generales.

Chamorro Barrios ha señalado directamente al mandatario de orquestar la investigación en su contra "porque está muerto de horror" de perder el poder en las elecciones de noviembre, en las que busca una nueva reelección.

CHAMORRO: ES UNA INCRIMINACIÓN INJUSTA

Para la también hija del periodista y héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro, asesinado en 1978 por criticar al dictador Anastasio Somoza Debayle, Ortega busca inhibir su participación en las elecciones de noviembre.

"Es una incriminación injusta, es una monstruosidad jurídica que se está montando en contra de esta ciudadana por el delito de haber dicho que quiero servir a los nicaragüenses", dijo la comunicadora el viernes pasado al salir de la Fiscalía.

Chamorro Barrios sostiene que "todo nuestro actuar ha sido conforme a la Ley" y el Ministerio de Gobernación ha extendido "una constancia de cumplimiento".

Ortega, quien retornó al poder en 2007 y gobierna desde 2017 junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, aspira por octava vez a la Presidencia en los comicios del 7 de noviembre.

Los opositores, que se encuentran fragmentados, buscan cómo derrotar a los sandinistas, dirigidos por Ortega, de 75 años, los 14 últimos en su segunda etapa como presidente de Nicaragua, tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990.