Foto de archivo

REDACCIÓN CENTRAL.- Una ciudad en el sur de China anunció que ofrece recompensas para la captura, vivas o muertas, de pirañas, luego de que dos personas dijeran que habían sido mordidas en un río.

Las autoridades en la ciudad de Liuzhóu, en la región de Guangxi, suavizaron las restricciones para permitir a las personas pescar pirañas, autóctonas de Sudamérica.

Los medios chinos dijeron que las pirañas podrían haber sido liberadas en el río por personas que las compraron en acuarios.

La venta de pirañas está prohibida en China y las autoridades pagarán US$160 por cada piraña capturada.