COLOMBIA.- Indignados se declararon los familiares de un líder social en Colombia, asesinado hace más de uno año en Malambo, Atlántico.

Y es que pese a que falleció el centro de servicios judiciales de Barranquilla lo citó a la audiencia donde el presunto asesino podría quedar en libertad.