La mujer llegó al establecimiento en el que compró el boleto, llamado Arco AM PM, asegurando que había comprado el boleto, pero lo había guardado en el bolsillo de su pantalón

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- En los Estados Unidos, una mujer compró un boleto de lotería hace unos seis meses, el mismo que resultó ganador por un total de 26 millones de dólares. Desafortunadamente, el boleto lo echó, por error, en una lavadora junto con su ropa sucia, y terminó totalmente destruido.

El boleto de juego llamado SuperLotto Plus, fue comprado en una gasolinería de California, el 14 noviembre pasado, aseguró el gerente del lugar al medio estadounidense KTLA, quien se identificó únicamente como Frank. Quien resultara con el boleto ganador, tenía hasta el jueves en la noche para reclamar el premio.

Frank dijo que un vídeo de vigilancia muestra el momento en que la mujer compra el boleto, la cual es conocida de los trabajadores del lugar.

La mujer llegó al establecimiento en el que compró el boleto, llamado Arco AM PM, asegurando que había comprado el boleto, pero lo había guardado en el bolsillo de su pantalón, el cual, posteriormente echó a la lavadora, destruyéndolo, según Frank.

El gerente recomendó a la mujer hablar con algunos reporteros que esperaban afuera de la gasolinera para ver quién había sido el afortunado ganador y entrevistarlo, sin embargo, ella se negó a dar declaraciones.

Frank informó, también, que había entregado una copia del vídeo de vigilancia a funcionarios de la Lotería de California, pero la versión original, según el gerente, ya no la tiene la tienda. Se describió a la ganadora como una mujer de unos 40 años.

El medio estadounidense KTLA buscó a funcionarios de la Lotería de California con la finalidad de corroborar si existía la copia del vídeo en donde la mujer compra el boleto ganador, sin embargo, no se confirmó ni negó la existencia de dicho video. Además, dijeron que el vídeo no confirmaría la compra ganadora del boleto de SuperLotto Plus.

Los funcionarios de la lotería explicaron que si una persona compra un boleto que resulta ganador, y lo pierde, debe mostrar evidencia sustancial de que en realidad ella era poseedora del boleto, como una fotocopia del anverso y reverso del boleto.

Según un comunicado de prensa de la Lotería de California, en caso de no reclamarse el boleto, el pago único de 19.7 millones de dólares se destinará a las escuelas públicas del estado.

Los números ganadores del sorteo del 14 de noviembre, el día en que supuestamente compró el boleto la mujer, fueron 23, 36, 12, 31, 13, con un mega número de 10.

Los mismos funcionarios de la lotería estuvieron alentando a los jugadores a verificar los boletos comprados ese día en el lugar para ver si alguno coincidía con los seis números ganadores, sin embargo, ninguno coincidió.

En caso de que hubiera aparecido el o la ganadora del premio de la lotería del estado, deberían completar un formulario de reclamación que se puede encontrar en la página web de la Lotería de California, en cualquiera de los más de 23 mil minoristas de la lotería de ese estado y en las oficinas del distrito de la lotería.

Después, había varias formas de reclamar el premio, incluida el programar una cita en cualquiera de las oficinas de la lotería, esto con la finalidad de hacerlo en persona, o devolver el formulario de reclamo firmado y el boleto ganador en el buzón de la oficina.

En caso de que quien resultara ganador del premio de los 26 millones de dólares no hubiera podido asistir a una oficina de distrito, o no hubiera querido hacerlo, tenía la opción de enviar por correo el formulario de reclamo firmado y el boleto ganador, con matasellos, no posterior al jueves por la noche.

Cualquier premio de lotería que no sea reclamado, será donado a la educación pública de California. Hasta la fecha, las escuelas públicas de california han recibido mil millones de dólares en premios de lotería no reclamados, según el comunicado de la misma.