El arzobispo fue denunciado por religiosas del Convento San Bernardo por violencia psicológica, económica y física.

Ciudad del Vaticano.- El Dicasterio (ministerio vaticano) para los Institutos de Vida Consagrada y la Sociedad de la Vida apostólica informó hoy de que se alcanzó un acuerdo entre la priora del Monasterio de las Hermanas Carmelitas Descalzas de San Bernardo en Salta (Argentina), María Fátima del Espíritu Santo, y el arzobispo de dicha archidiócesis, Mario Antonio Cargnello, a quien habían denunciado por violencia de género.

El acuerdo, publicado ya en algunos medios en Argentina, "es fruto del espíritu de conciliación que las partes han demostrado al responder al llamado que el santo padre Francisco realizó a través de Javier Belda Iniesta, a quien nombró su delegado para ayudar a restablecer el diálogo fraterno entre ambas instituciones", explicó el dicasterio en un comunicado.

En dicho acuerdo, añaden, "los firmantes designan y aceptan al delegado como Garante de las decisiones adoptadas, figura que ratifica la Santa Sede, encomendándole la supervisión de la implementación, desarrollo y cumplimiento de lo acordado".

Asimismo, se declara que como los compromisos asumidos contemplan las recomendaciones que el dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica se suspende la decisión de nombrar un asistente apostólico hasta el próximo 1 de abril de 2023, cuando Belda informará sobre el cumplimiento efectivo de los acuerdos firmados.

A mediados de abril, el arzobispo fue denunciado por religiosas del Convento San Bernardo por violencia psicológica, económica y física y la Justicia ordenó que hubiera una consigna policial fija afuera del monasterio,fue retirada tras el acuerdo.

Según los medios argentinos, la denuncia de violencia contra Cargnello surgió luego de que el arzobispo no aprobase que hubiera una imagen de la Virgen del Cerro en el convento, así como otra de las polémicas fue que el arzobispo ponía trabas en la elección de la nueva priora.