Después del atropello, Liu chocó con una furgoneta, abandonó su vehículo y se fue del lugar. A las 13.00 de ese mismo día (05.00, hora GMT) acudió a una comisaría a denunciar un accidente de tráfico con otro vehículo, pero -según la información del tribunal- "no admitió haber atropellado a nadie".

Pekín.- Un tribunal chino anunció hoy la condena a muerte a un conductor que embistió contra la multitud en la calle el pasado mayo en el noreste del país, provocando la muerte de cinco personas y heridas a otras ocho.

El Tribunal Popular Intermedio de la ciudad nororiental china de Dalian informó hoy de que la sentencia responde a los cargos de "poner en riesgo la seguridad pública".

Según la investigación judicial, en torno a las 11.40 hora local (03.40, hora GMT) del pasado 22 de mayo, el sentenciado, Liu Dong, embistió contra los viandantes que cruzaban un paso de cebra de la calle Wuhui, en Dalian, "porque no pudo aceptar su fracaso con una inversión", mientras la luz del semáforo estaba en rojo para los coches.

El tribunal detalló que cuatro personas murieron en el acto, mientras que otra más lo hizo más tarde en el mismo día, y otras ocho quedaron heridas de diversa consideración.

Después del atropello, Liu chocó con una furgoneta, abandonó su vehículo y se fue del lugar. A las 13.00 de ese mismo día (05.00, hora GMT) acudió a una comisaría a denunciar un accidente de tráfico con otro vehículo, pero -según la información del tribunal- "no admitió haber atropellado a nadie".

La fuente indicó que Liu "confesó después del interrogatorio".

Una fotografía publicada hoy por el diario estatal Global Times en su perfil de la red social Twitter (censurada en China) mostró el vehículo que usó el condenado: un BMW de color oscuro con matrícula B63NE6 de la provincia de Liaoning.

Las autoridades chinas no facilitan datos oficiales sobre el número de condenados a muerte, pero en el informe relativo a la pena capital de 2020 elaborado por Amnistía Internacional, la organización defensora de los derechos humanos apuntó que "se cree que se llevaron a cabo miles de ejecuciones" en ese país.