Justicia (Fuente externa)

EL CAIRO, Egipto .- Un tribunal de El Cairo condenó este domingo a tres años de cárcel a 23 activistas pro democracia, entre ellos la joven Sanaa Seif y la defensora de derechos humanos Yara Salam, por incumplir la ley de protestas el pasado mes de junio.

Uno de los abogados de la defensa, Tarek Abdelal, dijo a Efe que van a apelar el fallo porque -consideró- el juez no ha tomado en cuenta todas las pruebas y alegatos a favor de los acusados.

Seif es la hermana del conocido bloguero Alaa Abdelfatah, icono de la revolución de 2011 y liberado recientemente, y Salam es una abogada que trabaja para la ONG Iniciativa Egipcia de Derechos Personales.

La Corte de Delitos de Masr al Gedida, en el noreste de El Cairo, también sentenció a los 23, entre los que figuran dos fotógrafos, al pago de una multa de 10.000 libras egipcias (unos 1.400 dólares).

Los cargos que se les imputan son infringir la ley de protestas, causar disturbios, dañar la propiedad privada y pública, portar armas y material explosivo, y ofrecer resistencia a las fuerzas de seguridad.

El letrado subrayó que las acusaciones "no tienen fundamento", salvo la de violar la citada norma, que en su opinión es "inconstitucional".

Los disturbios se registraron en junio pasado cerca del palacio presidencial de Al Itihadiya, en El Cairo, durante una manifestación contra la ley de protestas.

Desde su aprobación en noviembre pasado, cientos de personas han sido detenidas en Egipto por violar esta polémica ley, que según los activistas y defensores de derechos humanos restringe el derecho de manifestación.

A causa de estas detenciones y juicios, decenas de activistas han llevado a cabo en los últimos dos meses campañas de huelga de hambre para derogar la ley y para que los presos sean liberados.

El pasado septiembre tres conocidos activistas, entre ellos Abdelfatah, fueron liberados bajo fianza, tras haber sido condenados a quince años de cárcel por los mismos motivos.

Otros prominentes activistas como Ahmed Duma o el fundador del Movimiento 6 de Abril, Ahmed Maher, están encarcelados y cumplen una pena de tres años.