El prelado fue hallado culpable de abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso.

BUENOS AIRES.- Un tribunal de Argentina condenó este viernes al obispo argentino Gustavo Oscar Zanchetta a la pena de cuatro años y medio prisión al cabo de un juicio por abusos sexuales a dos exseminaristas.

Los jueces que intervinieron en el juicio oral que se desarrollaba desde febrero en la norteña provincia de Salta ordenaron la inmediata detención de Zanchetta, que fue obispo de la diócesis de Nueva Orán (Salta) entre 2013 y 2017, cuando presentó su renuncia.

El prelado fue hallado culpable de abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso.

La pena aplicada por el tribunal coincide con la que había solicitado la Fiscalía.

Durante el desarrollo del juicio, Zanchetta había negado las acusaciones en su contra y dijo haber tenido una "sana" y "buena relación" con todos los seminaristas mientras estuvo al frente de la diócesis.

Por su parte, durante el juicio oral, las dos víctimas ratificaron sus denuncias y las declaraciones realizadas en la etapa de investigación del caso.

A principios de 2019, el Vaticano comenzó a investigar a Zanchetta tras haber sido acusado de abusos, y poco después la Justicia argentina recibió la primera denuncia en su contra, a la que se sumó luego otra, también de un joven seminarista que denunció haber sido víctima de episodios de significación sexual y conductas inapropiadas por parte del entonces obispo, tanto en público como en el ámbito privado.

Zanchetta renunció la diócesis de Orán en julio de 2017 argumentando problemas de salud, tras lo cual se instaló en España, donde fue nombrado por el papa Francisco como asesor del ente para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, que gestiona los bienes y propiedades de la Curia Romana.

El prelado fue además denunciado por sacerdotes de su antigua diócesis en un proceso canónico por presuntos comportamientos inapropiados.