REDACCIÓN INTERNACIONAL.-La Policía de Río de Janeiro en Brasil busca el conductor de una furgoneta que golpeó y arrastró a un ciclista por unos tres kilómetros en Cabo Frío. 

Las imágenes, hechas por la Policía Militar, muestran el camino recorrido por el vehículo.

Un rastro de sangre puede ser visto a lo largo de la ruta. Después de atropellar al ciclista, y pasar por varias calles, el coche se detuvo.

El conductor bajó, sacó el cuerpo debajo del vehículo, y huyó. Según la Policía, testigos dijeron que gritaron para alertar al conductor de que un hombre estaba atrapado en el coche, pero él no se detuvo.