El IGN es el organismo responsable de la vigilancia volcánica en España y en el 2004 realizó una inversión "importantísima" en instrumentación para el monitoreo de la actividad volcánica.

ESPAÑA.- El jefe del servicio de detección sísmica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Juan Rueda, considera que la monitorización de la erupción del volcán de la isla de La Palma ha sido “impecable” a la vez que considera poco probable una evacuación completa de la población.

Ahora, "se puede modelizar hacia donde se dirigen esas lavas y la velocidad que están teniendo", ha asegurado a EFE el vulcanólogo, que ve poco probable la necesidad de realizar una evacuación completa de la isla debido a que la concentración de la actividad sísmica y volcánica se encuentra "circunscrita a esa parte suroeste".

El comportamiento del volcán ha sido "de libro" ya que "ha hecho lo que tenía que hacer": tener actividad sísmica a cierta profundidad durante años, ir elevándose la profundidad de esa actividad conforme se producía la intrusión y producirse terremotos superficiales en la últimas semanas con un sismo de rotura final, ha detallado.

"En la mezcla con el mar se producirán imágenes espectaculares" ha relatado el jefe del servicio de detección sísmica del IGN, pero ha avisado de que esas lavas que se han depositado en la superficie van a estar calientes "durante mucho tiempo".

En opinión de este experto la respuesta por parte del comité científico ha sido la correcta y ha permitido que "el día anterior a la erupción las autoridades ya estuvieran evacuando a personas vulnerables".

El IGN es el organismo responsable de la vigilancia volcánica en España y en el año 2004 realizó una inversión "importantísima" en instrumentación para el monitoreo de la actividad volcánica, según Rueda, lo que ha permitido que el seguimiento del volcán de La Palma sea la adecuada.

El jefe del servicio de detección sísmica ha relatado que el comité científico "ha dicho en todo momento lo que estaba observando", lo que ha posibilitado evacuar a la población de las zonas afectadas por las lavas y que "solamente haya daños materiales" que ha valorado como "inevitables".

Rueda ha recordado que las víctimas ocasionadas por la actividad vulcanológica en las Islas Canarias han sido ocasionadas "siempre" por los terremotos previos a la erupción y ha apuntado que"en este caso eso ya lo hemos pasado" y que está en las manos de las autoridades evacuar a la población y actuar como están actuando.