Corbyn condenó el "censurable" lenguaje abusivo utilizado anoche por el líder conservador en la Cámara de los Comunes, especialmente contra diputadas laboristas que le pidieron que no empleara vocablos como "rendición" y "traición" para calificar actos parlamentarios, pues incitan a los extremistas a atacar a los diputados.

LONDRES.- El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió este jueves al primer ministro, Boris Johnson, que se disculpe por su comportamiento "vergonzoso" y le acusó de atizar las "divisiones" como táctica política.

Corbyn condenó el "censurable" lenguaje abusivo utilizado anoche por el líder conservador en la Cámara de los Comunes, especialmente contra diputadas laboristas que le pidieron que no empleara vocablos como "rendición" y "traición" para calificar actos parlamentarios, pues incitan a los extremistas a atacar a los diputados.

El socialdemócrata, que ha escrito a sus propios parlamentarios para pedirles moderación, lamentó que Johnson no acudiera hoy en persona a responder una pregunta sobre los hechos del miércoles presentada en la cámara por su colega Jess Phillips.

En su intervención, Phillips demandó al jefe del Ejecutivo que pida perdón y dijo que Johnson busca causar divisiones como "táctica política" de cara a unas posibles elecciones anticipadas, en las que quiere presentarse como representante del pueblo frente al poder establecido de jueces y Parlamento.

Anoche, Johnson encendió los ánimos de la cámara al manifestar que el Tribunal Supremo "se equivocó" al considerar ilegal su suspensión del Parlamento y que "la mejor manera" de honrar la memoria de una diputada laborista asesinada antes del referéndum del "brexit" de 2016 era cumpliendo con la salida de la Unión Europea (UE).

Sin una mayoría parlamentaria que le permita realizar sus planes de dejar la UE con o sin pacto el 31 de octubre, el primer ministro desea ante todo convocar unas elecciones generales, pues lidera las encuestas de intención de voto.

Ayer volvió a acusar de "cobardía" a la oposición, que se niega a aprobar esos comicios o instigar una moción de censura (que podría tener el mismo resultado) hasta que no haya quedado descartado de facto un "brexit" duro.

Al iniciar el debate parlamentario de hoy, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, pidió buscar el consenso después del ambiente "tóxico" que imperó ayer tras la combativa intervención del primer ministro.

Johnson se ha reunido esta mañana con su grupo parlamentario, donde reconoció que quizás anoche "no usó el mejor lenguaje" pero se mostró "decidido" y fue arropado por sus colegas, según ha declarado a la BBC el diputado conservador Tim Loughton a la salida del encuentro.