Quito.- La audiencia definitiva en la demanda multimillonaria por injurias presentada por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, contra el diario El Universo comenzó hoy en medio del escándalo desatado por la aseveración de una jueza de que la sentencia de primera instancia la redactó un abogado del gobernante.

La audiencia de casación comenzó a las 09.00 hora local (14.00 GMT) en la Corte Nacional de Justicia con la presencia de Correa, sus abogados y los letrados de El Universo.

La Corte, cuyos integrantes fueron renovados como parte de una reforma de la justicia impulsada por Correa, deberá decidir si mantiene o revoca la condena a tres años de prisión y al pago de 40 millones de dólares que pesa sobre tres directivos del rotativo y el exeditorialista Emilio Palacio.

Según la norma jurídica ecuatoriana, la Corte tiene que emitir su dictamen al final de la audiencia, según ha enfatizado Alambert Vera, uno de los abogados de Correa.

La audiencia se desarrolla en medio del escándalo desatado tras divulgarse una declaración de la magistrada Mónica Encalada ante la Fiscalía, que investiga la actuación del juez que firmó la sentencia de primera instancia contra el rotativo.

Ese juez, Juan Paredes, presuntamente le dijo a la magistrada que el autor real del texto era Gutemberg Vera, otro de los letrados de Correa.

"La sentencia está bien trabajada y fundamentada pues Gutemberg no duerme haciéndola, lleva dos semanas trabajando", le reveló Paredes a Encalada, según la magistrada.

Según ella, Paredes también le comunicó que Vera ofrecía dinero al juez que se encargara del caso.

Por su parte, Vera señaló que "eso es totalmente falso", y dijo que Encalada es una "víctima" que esta siendo "utilizada" y que "lógicamente fue coimada" (sobornada).

"Veo a la abogada Mónica Encalada como un ser humano que tal vez por su mala situación económica se vio corrompida e hizo esta declaración falsa de la cual los corruptos quieren aprovecharse", dijo Vera en declaraciones transmitidas hoy por la televisión local Ecuavisa.

Adelantó que no seguirá "ninguna acción" contra ella porque "eso sería un acto de cobardía".

Esta semana el Universo presentó varios pedidos para intentar aplazar la audiencia, en los que objetaba la forma en que se designó a los jueces que ven la causa y la manera en que la nueva Corte sorteó los casos pendientes, incluido el del rotativo, pero los magistrados los negó el martes.

Por su parte, la defensa de Correa ha criticado los recursos presentados por El Universo durante todo el proceso, que considera un intento por demorar la terminación del litigio.

El caso se inició a raíz de una columna de Palacio publicada por El Universo en 2011, en la que afirmaba que en el futuro Correa podría ser acusado de "cometer crímenes contra la humanidad por haber ordenado fuego a discreción" contra un hospital lleno de civiles, durante una revuelta policial el 30 de septiembre de 2010.

Ello en referencia a que el gobernante estuvo retenido por más de nueve horas en un hospital policial, del que fue rescatado en medio de un tiroteo.

En esa jornada murieron 5 personas en Quito, algunas de ellas durante la acción de rescate.

El martes Correa dijo a la prensa que "si hay justicia en este país", hoy ganaría "definitivamente" la demanda contra el diario.

El caso ha generado críticas de gremios periodísticos y otras organizaciones nacionales e internacionales, que han calificado la condena al diario como "desproporcionada" y han alertado de que podría afectar la libertad de expresión en Ecuador.

Xavier Zavala, uno de los letrados del diario El Universo, ha indicado que si la Corte Nacional mantiene la condena al rotativo, éste podría apelar a la Corte Constitucional de Ecuador.

Además, ha dicho que pase lo que pase presentarán el caso ante el sistema interamericano de derechos humanos "por la violación de derechos que consecutivamente se han venido dando".