"Bernardo Miguel Elías Vidal no solo permitió ser permeado por la corrupción, sino que se adhirió a una organización delictiva que atentó en forma permanente contra el Estado, afectándolo patrimonialmente", explicó la Corte Suprema en su decisión.

SANTO DOMINGO.- La Corte Suprema de Justicia de Colombia condenó este jueves a ocho años y cuatro meses de prisión al exsenador Bernardo Elías Vidal por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos, en relación con el escándalo de corrupción de la multinacional brasileña Odebrechet en el país.

A finales de 2019, Elías aceptó haber favorecido un otrosí de la carretera Ocaña-Gamarra, en el noreste del país, del contrato de la Ruta del Sol II en favor de Odebrecht, por lo que la Corte Suprema lo condenó el 28 de febrero de 2018 a seis años y ocho meses de prisión por cohecho y tráfico de influencias en el pago de sobornos de la multinacional brasileña.

Según el fallo emitido hoy por la Sala Especial de Primera Instancia del alto tribunal, los hechos de esta segunda condena también se relacionan con las "prácticas corruptas" de Odebrecht, que "implementó estrategias como la cooptación de servidores públicos que tuvieran capacidad de influir en las decisiones atinentes a la asignación y desarrollo de contratos de su interés".

"Bernardo Miguel Elías Vidal no solo permitió ser permeado por la corrupción, sino que se adhirió a una organización delictiva que atentó en forma permanente contra el Estado, afectándolo patrimonialmente", explicó la Corte Suprema en su decisión.

Maniobras ilícitas 

Para la Justicia, este entramado de corrupción "dispuso a su antojo de funcionarios, eludió las cargas tributarias que debía asumir, ocultó y dio apariencia de legalidad a los dineros que él (Elías) y aquellos con quienes se asoció recibieron por estas tareas y obvió las atribuciones y controles que tanto las autoridades públicas como el sistema financiero prevén para regular el curso del dinero".

Por esos hechos, el excongresista también deberá pagar una multa de unos 13.600 millones de pesos (más de 3,47 millones de dólares) y, "a manera de reparación simbólica", ofrecer disculpas públicas a favor de la Agencia Nacional de Infraestructura.

"Se constató que, para acceder a la contratación, así como para lograr garantías y gabelas, la multinacional ejecutó maniobras ilícitas como: ubicó funcionarios públicos con facultad de decisión en materia contractual, ofreciéndoles dádivas para que les brindaran información e interactuaran con otros servidores, a efecto de lograr la obtención de sus propósitos", estimó el tribunal en su decisión.

Sobornos y corrupción 

Según datos divulgados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 21 de diciembre de 2016, Odebrecht pagó sobornos en Colombia por 11 millones de dólares como parte de la millonaria red de corrupción montada en América Latina y África.

Sin embargo, la Fiscalía colombiana calcula en 84.000 millones de pesos (unos 21,5 millones de dólares de hoy) el monto de los sobornos de la constructora en el país.

La Justicia colombiana ha condenado por los sobornos de Odebrecht, entre otros, al también excongresistas Otto Bula, así como a Roberto Prieto, que fue gerente de la campaña de Juan Manuel Santos a la Presidencia, y a los hermanos Enrique y Eduardo Ghisays Manzur.