Cruz Roja advirtió que la situación podría agravarse con la inminente llegada a la zona afectada de la tormenta tropical Grace.

Ginebra.- Un corredor humanitario para asistir a las zonas afectadas por el terremoto del sábado en Haití ha sido desplegado por la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), con ayuda no alimentaria ya lista para 4.500 personas, informó la organización en un comunicado.

Más ayuda de emergencia se está preparando desde Panamá y otras zonas del Caribe, destacó la federación, que señaló que el apoyo psicológico a las víctimas es muy necesario "dado que muchos de los afectados sufrieron anteriormente el trauma del terremoto de 2010".

El seísmo de este fin de semana, de una magnitud de 7,2, ha causado según las primeras estimaciones de la Cruz Roja haitiana graves daños en las infraestructuras, incluyendo hospitales, especialmente en las localidades de Jérémie y Les Cayes.

En esas ciudades de la península suroccidental del país "puertos, puentes y carreteras han sufrido daños, y se derrumbaron iglesias durante la celebración de misas matinales", destacó FICR en su comunicado.

Las labores de búsqueda de rescate se concentran en torno a esas dos localidades, ante el temor de que siga habiendo gente atrapada en los escombros, mientras las cifras oficiales hablan por ahora de al menos 300 muertos y 1.800 heridos en el seísmo.

Cruz Roja advirtió que la situación podría agravarse con la inminente llegada a la zona afectada de la tormenta tropical Grace.