"Mucha gente ha sufrido múltiples tragedias, muchos habitantes han tenido que huir de sus hogares en más de una ocasión y han tenido que rehacer sus vidas desde cero una y otra vez", subrayó.

Ginebra.- Los cien días transcurridos desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania han dejado "un nivel de destrucción en muchas ciudades que está fuera de toda comprensión", subrayó hoy el director general del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Robert Mardini.

"Hogares, escuelas y hospitales han quedado destruidos y los civiles han sufrido los horrores del conflicto, en el que se han perdido muchas vidas y muchas familias han quedado divididas", destacó Mardini en un comunicado.

Muchos de esos civiles no saben nada del paradero de sus seres queridos, entre ellos los familiares de prisioneros de guerra, indicó el responsable de CICR, organización que tiene entre uno de sus principales objetivos en éste y otros conflictos la protección de esos detenidos.

Mardini señaló que la organización ha podido ya visitar algunos de esos prisioneros de guerra, aunque ninguna de las partes en conflicto les ha brindado acceso a la totalidad, por lo que recordó que la Tercera Convención de Ginebra estipula que Cruz Roja debe tener libre acceso a ese tipo de detenidos en las contiendas bélicas.

El director general de CICR afirmó que aunque para algunos ucranianos la guerra cumple 100 días, para otros (principalmente los del Donbás, en el este de Ucrania) el conflicto se prolonga desde hace más de ocho años.

"Mucha gente ha sufrido múltiples tragedias, muchos habitantes han tenido que huir de sus hogares en más de una ocasión y han tenido que rehacer sus vidas desde cero una y otra vez", subrayó.