La explosión tuvo lugar en la segunda jornada de un alto el fuego de tres días, anunciado por los talibanes el pasado lunes con motivo de las celebraciones por el fin del Ramadán y secundado por el Gobierno afgano.

Kabul.- Al menos cuatro personas han muerto y veinte han resultado heridas este viernes en una explosión en una mezquita en la provincia de Kabul, rompiendo la calma del segundo día de tregua en Afganistán entre los talibanes y el Gobierno.

El portavoz de la Policía de Kabul, Firdaws Faramarz, afirmó a Efe que la explosión tuvo lugar en la mezquita Hajji Bakhshi a las 13.30 horas (9.00 GMT) en el distrito de Shakar-Dara, al norte de la provincia de Kabul.

"Como resultado de la explosión, cuatro personas han muerto y más de veinte han resultado heridas", dijo Faramarz.

El portavoz afirmó que la Policía está investigando la autoría del ataque, mientras que los heridos han sido evacuados a varios hospitales de la zona.

La explosión tuvo lugar en la segunda jornada de un alto el fuego de tres días, anunciado por los talibanes el pasado lunes con motivo de las celebraciones por el fin del Ramadán y secundado por el Gobierno afgano.

Esta tregua, la cuarta en dos décadas de conflicto en el país afgano, llega en un momento de especial tensión en Afganistán por el comienzo el pasado 1 de mayo de la retirada final de las tropas estadounidenses y de la OTAN comenzaron.

Este proceso finalizará el próximo 11 de septiembre con motivo del vigésimo aniversario de los atentados en Estados Unidos, que desencadenaron la ocupación de Afganistán.

La retirada de 2.500 fuerzas estadounidenses y unas 7.000 fuerzas de la OTAN se produce en un contexto de incremento de la violencia en Afganistán, con una gran ofensiva de los talibanes en varias provincias del país y combates que han dejando solo en las últimas dos semanas al menos 1.500 insurgentes muertos, mientras el Gobierno no ha revelado las bajas entre las fuerzas de seguridad afganas.

El jueves, con motivo del primer día de la tregua, el presidente afgano, Ashraf Ghani, aprovechó para llamar a la formación insurgente a proclamar un alto el fuego permanente y volver a las estancadas negociaciones de paz en curso en Doha desde el pasado septiembre.