En ese sentido, el informe sostiene que "los funcionarios del Gobierno (cubano), bajo las órdenes de sus superiores, cometieron las mayores violaciones a los derechos humanos".

La Habana.- Cuba afirmó este martes que Estados Unidos "miente" al manifestar en su informe anual su preocupación por el respeto a los derechos humanos en la isla.

"El Gobierno de EE.UU. miente para justificar las medidas del bloqueo criminal que violan los DDHH del pueblo cubano", escribió el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el canciller del país caribeño aseguró en otro tuit que "el proyecto de justicia social y solidaridad internacional de Cuba es un referente en la protección y promoción de los derechos humanos".

Así reaccionó el jefe de la diplomacia cubana al señalamiento que hace sobre Cuba el informe anual del Departamento de Estado estadounidense que examina la situación de los derechos humanos en unos 198 países y territorios del mundo.

El documento relativo al año 2021, publicado este martes, dedica una sección a Cuba en la que recuerda las protestas antigubernamentales de julio como "las más grandes en décadas" para "exigir el fin de la represión".

Además considera que muchos de los manifestantes fueron arrestados y encarcelados en condiciones "crueles", mientras otros tuvieron que exiliarse.

En ese sentido, el informe sostiene que "los funcionarios del Gobierno (cubano), bajo las órdenes de sus superiores, cometieron las mayores violaciones a los derechos humanos".

La Administración demócrata de Joe Biden ha sancionado a altos cargos militares cubanos por su presunto papel en la represión de las protestas del 11 de julio de 2021, y ha endurecido en los últimos dos años el embargo financiero y comercial vigente desde 1962.

De acuerdo con estimaciones oficiales, el embargo de EE.UU. le ha costado a Cuba casi 148.000 millones de dólares (131.023 millones de euros) en pérdidas en las últimas seis décadas y esas sanciones económicas han contribuido a las dificultades económicas de la isla.

El Departamento de Estado de Washington también manifestó preocupación en su informe anual sobre DDHH por las torturas, ejecuciones y represión que supuestamente se cometió en países como Rusia, Nicaragua y China.