REDACCIÓN CENTRAL.- El gobierno de Cuba amenazó el martes con retirar marcas y patentes estadounidenses en la isla en represalia por el rechazo al registro en EE.UU. del ron Havana Club, propiedad de una empresa mixta cubano-francesa.

La advertencia se produce después de que en mayo la Corte Suprema de EE.UU. fallara en contra del registro de Havana Club en Estados Unidos a favor del consorcio Havana Club Internacional, unjoint venture entre la francesa Pernod Ricard y el gobierno cubano.

La marca Havana Club es comercializada en Estados Unidos por la multinacional Bacardí, que salió de la isla tras el triunfo de la Revolución.

Según el gobierno cubano, en la isla hay solicitudes o registros de unas 6,000 marcas y de unas 800 patentes de EE.UU.

Esto se debe a que el embargo comercial de Washington no impide la inscripción de marcas o patentes, aunque sí su posible comercialización.