Cuba envió a Irán 100.000 dosis de su candidato vacunal contra el coronavirus "Soberana 02", el más avanzado de los cinco que desarrolla la isla, para llevar a cabo en ese país un ensayo clínico en el que se probará la eficacia de la fórmula, informaron este viernes fuentes oficiales.

La Habana.-Cuba envió a Irán 100.000 dosis de su candidato vacunal contra el coronavirus "Soberana 02", el más avanzado de los cinco que desarrolla la isla, para llevar a cabo en ese país un ensayo clínico en el que se probará la eficacia de la fórmula, informaron este viernes fuentes oficiales.


El Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (Biocubafarma) anunció en Twitter el envío de las dosis "como parte de la colaboración con otros países en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19".


"Se enviaron al Instituto Pasteur de Irán 100 mil dosis de 'Soberana 02', que se utilizarán en los ensayos clínicos en ese país", indica la publicación de la entidad estatal.


En enero pasado el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de La Habana y el Instituto Pasteur de Irán firmaron un acuerdo para complementar los ensayos clínicos de la potencial vacuna "Soberana 02", previsiblemente en su tercera y última fase, que es la que prueba la efectividad del fármaco a gran escala.


Este candidato comenzó esta semana en Cuba la última fase de pruebas, que se llevará a cabo en La Habana -la zona de la isla con mayor tasa de contagios- e involucrará a 44.010 voluntarios de entre 19 y 80 años.


El director del IFV, Vicente Vérez, ya había avanzado días atrás respecto a las perspectivas de probar "Soberana 02" en otros países que la pandemia muestra "escenarios cambiantes", por lo que un solo ensayo de fase 3 como el que acaba de comenzar en La Habana no basta y es necesario tener otros en zonas con diferentes tasas de incidencia.


El científico apuntó que se trabaja en acuerdos con países y agregó que se harán públicos a medida que sean autorizados.


Irán es por el momento el único país con el que existe un acuerdo firmado, aunque el Gobierno de México ha dado indicios de estar abierto a esta posibilidad.


"Soberana 02", de aplicación intramuscular, es una vacuna de subunidad que combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico, y emplea también hidróxido de aluminio para estimular la respuesta del sistema inmune.


Durante la fase tres que se lleva a cabo en Cuba se probarán dos esquemas de inmunización: uno con dos dosis de Soberana 02 y otro con dos dosis de Soberana 02 y una de refuerzo de Soberana Plus, otro de los candidatos vacunales que investiga el IFV.


De los 76 candidatos vacunales en fase de estudios clínicos que hay en este momento en el mundo, la fórmula cubana es la primera de las que se desarrollan en Latinoamérica en avanzar a la última etapa de pruebas, y si tiene éxito podría ser la primera vacuna latinoamericana contra la covid-19.


El país caribeño investiga además otras cuatro posibles vacunas, una de las cuales, llamada "Abdala" y a cargo del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), también se acerca a la recta final de ensayos clínicos.


Cuba, que acumula hasta la fecha 59.919 casos de covid-19 y 365 muertos con la enfermedad, cuenta con una reconocida industria de biotecnología y farmacéutica que produce actualmente ocho vacunas contra enfermedades como la meningitis, el cáncer de pulmón (terapéutica) y los tumores sólidos, entre otras.


El Gobierno cubano ha apostado todo a una vacuna propia, ya que no ha adquirido dosis en el mercado internacional ni forma parte de los 33 países latinoamericanos que se han sumado al Mecanismo Covax, creado con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud para favorecer un acceso equitativo a la inmunización para naciones de ingresos medios y bajos.