La cifra de hoy contrasta con el récord de 74 infecciones notificadas en el parte de la víspera, un aumento provocado por un brote de la enfermedad registrado en un centro dedicado a la atención de personas sin techo situado en el municipio habanero del Cotorro.

La Habana.- Cuba reportó este domingo 38 nuevos casos de COVID-19, 36 de ellos en La Habana, donde se han confirmado 776 pacientes de la enfermedad del total de 1.649 registrados en el país caribeño, de acuerdo al último informe del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Los 38 positivos al coronavirus SARS-CoV-2 añadidos ahora -todos cubanos y entre ellos 10 niños- fueron diagnosticados como resultado de 2.039 muestras PCR estudiadas ayer sábado, 36 son contactos de casos confirmados anteriormente, mientras en los dos restantes no se ha logrado identificar la fuente de contagio.

La cifra de hoy contrasta con el récord de 74 infecciones notificadas en el parte de la víspera, un aumento provocado por un brote de la enfermedad registrado en un centro dedicado a la atención de personas sin techo situado en el municipio habanero del Cotorro.

La tendencia de casos asintomáticos en el momento del diagnóstico sigue elevada -en 34 de estos nuevos enfermos para un acumulado de 772 hasta la fecha- que representan un 46,8 % de los infectados, según señaló el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

En esta jornada solo se reportó el fallecimiento de un hombre de 58 años, uno de los 84 afectados en el foco de contagio detectado en el centro de deambulantes de El Cotorro.

El fallecido sufría patologías previas, según explicó Durán, y con él son 67 las muertes contabilizadas en la isla.

Las altas médicas de la última jornada son 62 y hasta la fecha suman un total de 827 los pacientes que se han recuperado de la COVID-19 en Cuba, por lo que las altas médicas superan el 50% de los casos registrados en el país.

Las altas médicas también son mayores en este momento al número de casos activos (753).

Al cierre del 2 de mayo permanecían ingresados en hospitales para vigilancia clínico epidemiológica 2.744 pacientes y otras 6.515 se mantienen vigiladas en sus hogares por el sistema de atención primaria.

Hay 740 pacientes (98,3 %) que presentan una evolución clínica estable, mientras hay cinco reportados en estado crítico y otros ocho se encuentra en situación grave.

Sobre el alto número de personas ingresadas en centros sanitarios, Durán explicó que cada caso que se confirma genera contactos y sospechosos que también deben ser internados.

La prueba de diagnóstico, precisó, se realiza en dependencia del riesgo epidemiológico: si la persona tiene síntomas de la enfermedad, si es contacto directo de alguien confirmado o si regresó recientemente del exterior.

Cuba se mantiene en fase pre-epidémica con transmisión autóctona limitada de COVID-19, por lo que el Gobierno aplica medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales.

El uso de la mascarilla es obligatorio en espacios públicos y, aunque no hay confinamiento forzado, se insiste en recomendar a la población a no salir de casa salvo excepciones o situaciones imponderables que así lo requieran.

En las últimas semanas han proliferado los focos de contagio en distintos lugares del país, principalmente en La Habana, por lo que se han intensificado las medidas de aislamiento en esas zonas.

El pico de la epidemia podría producirse la próxima semana, según anunció el lunes pasado un grupo de expertos de la isla, que adelantaron en unos quince días la fecha que habían previsto inicialmente.