Con carteles en inglés y en español en los que pedían que el aborto se conceda únicamente solicitándolo, los participantes se concentraron en la plaza de Union Square

NUEVA YORK.- Varias decenas de personas, en su mayoría mujeres, participaron este sábado en Nueva York en una protesta en favor del derecho al aborto, convocada en 12 ciudades de Estados Unidos, y en la que también se levantó la voz contra las limitaciones impuestas contra este derecho en varios estados como Texas y Oklahoma.

Con carteles en inglés y en español en los que pedían que el aborto se conceda únicamente solicitándolo, los participantes se concentraron en la plaza de Union Square, en el sur de Manhattan, para escuchar a varias activistas defensoras de los derechos de la mujer, así como a mujeres que relataron su experiencia personal de un aborto clandestino.

"Estamos aquí porque valoramos la vida. No se dejen engañar por esos fascistas, extremistas religiosos que aseguran que valoran la vida y lo que hacen es socavar los derechos de las mujeres y reducirnos a máquinas de hacer bebés", dijo Karina Aybar-Jacobs, una de las oradoras que tomó la palabra.

Aybar-Jacobs también hizo referencia al futuro del aborto en Estados Unidos, que se encuentra en manos del Tribunal Supremo que no se pronunciará sobre esta cuestión hasta finales de junio o principios de julio.

Desde que el Supremo legalizó el aborto en 1973 con su decisión en el caso "Roe contra Wade", esa práctica se ha permitido en Estados Unidos hasta el momento de "viabilidad" del feto fuera del vientre materno, un límite que ahora está en torno a las 23 o 24 semanas de embarazo.

Dada la mayoría conservadora de esta corte, todo apunta a que su pronunciamiento será a favor de restringir el derecho al aborto.

Mientras tanto, varios estados conservadores ya están limitando o prohibiendo el ejercicio de este derecho.

El último ha sido Oklahoma, cuya Cámara Baja aprobó el martes un proyecto de ley que prohíbe el aborto en todos los casos excepto en los que la vida de la madre esté en riesgo, y que se convertirá en la legislación más restrictiva del país.

"Nos negamos a dejar que la Corte Suprema niegue la humanidad de las mujeres y diezme sus derechos", se podía leer en dos carteles a ambos lados del improvisado escenario donde distintas participantes arremetieron contra el acoso de sus derechos.

La mexicana María Menese, en representación del grupo "Mujeres en Resistencia", aseguró a Efe que estaba en la protesta en apoyo de la libertad de las mujeres a decidir y subrayó: "nuestras comunidades latinex y de color son marginadas y tienen menos acceso a servicios como el aborto, servicios de salud sexual y reproductiva".

"Venimos aquí en representación de nuestras comunidades, para que se haga escuchar nuestra voz, porque hay muchos lugares donde se están haciendo abortos de manera ilegal y hay gente muriendo, personas haciéndose un abortos por ellas mismas, sentimos que eso no es justo", dijo Menese que también aludía a su país y a otras naciones lationamericanas.

Las protestas fueron convocadas también en otras ciudades como Atlanta (Georgia), Austin (Texas), Boston (Massachusetts), Chicago (Illinois) o Los Ángeles (California).