REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La estadounidense Zakieya Avery, de 31 años, ha sido declarada culpable por matar a sus dos hijos menores, un niño de 18 meses y una niña de 2 años, ha informado este lunes 'The Washington Post'.

Zakieya Avery cometió el doble asesinato en enero de 2014, cuando mató a puñaladas con la ayuda de su compañera de piso a sus dos vástagos menores e intentó acabar con la vida de otra hija de 5 años y de uno de 8 durante lo que califica de "exorcismo".

Avery, que reside en el estado de Maryland, se llama a sí misma "asesina de demonios" y justifica los crímenes con su deseo de "enviar a sus hijos al cielo". A su juicio, la única forma de hacerlo era matarlos para liberarlos de los demonios que les torturaban. "Satán no tomará a mis hijos", afirmó la estadounidense.

El abogado de la ahora declarada culpable alega que su cliente no era consciente de sus actos debido a que sufre una enfermedad mental. Avery había sido hospitalizada por trastornos de esta naturaleza en varias ocasiones antes de ser detenida por haber matado a sus hijos.

Fuente: Actualidad RT