En el avión, del vuelo de Tara Air con destino a Jomsom desde Pokhara, iban 19 pasajeros y tres tripulantes.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Las autoridades de Nepal (país de Asia del Sur) perdieron este domingo el contacto con un avión en el que viajaban 22 personas cuando el aparato sobrevolaba el oeste del país.

El avión Twin Otter perteneciente a la aerolínea nepalí Tara Air volaba desde la ciudad central de Pokhara al aeropuerto de Jomsom, en el distrito de Mustang, cuando las autoridades perdieron contacto hacia las 9.55 hora local (4.10 GMT), dijo a Efe Sudarshan Badtaula, portavoz de Yeti Airlines, la empresa matriz de Tara Air.

Según la fuente, en el avión 9N-AET viajaban trece nepalíes, cuatro indios, dos alemanes y tres miembros de la tripulación.

Un controlador aéreo del aeropuerto de Jomsom, que pidió el anonimato, afirmó a Efe que están investigando un informe sobre un fuerte ruido en una zona denominada Ghasa, mientras que las autoridades han enviado un helicóptero hacia la zona en la que se perdió el contacto.

"Es probable que el mal tiempo obstaculice la operación de búsqueda. Hay tan poca visibilidad que no se puede ver nada", precisó la portavoz del Ministerio del Interior.

Los equipos de rescate se están centrando en una zona conocida como Khaibang, en el centro del país asiático, en base a los datos del transmisor de posición de emergencia recibidos.

Las autoridades de aviación civil nepalí indicaron que la búsqueda aérea tuvo que ser suspendida por razones de visibilidad y la operación terrestre "está en marcha, aunque no está claro cuándo alcanzarán la zona".

Por lo que han movilizado a un grupo de sherpas (una de las etnias que habitan las regiones montañosas del país asiático) para alcanzar la zona debido a la dificultad del terreno.

El accidente aéreo más grave de los últimos años en Nepal ocurrió en marzo de 2018, cuando un avión de la aerolínea bangladesí US-Bangla procedente de Dacca se estrelló durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto internacional de Katmandú con 67 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo.

El siniestro ocasionó 51 muertos y veinte supervivientes, convirtiéndose en el peor siniestro aéreo desde 1992 en Nepal.

En julio de ese año 113 personas murieron a bordo de un Airbus A310-300 de la compañía tailandesa Thai Airways que se estrelló en el Himalaya cuando se encontraba realizando el aterrizaje en el aeropuerto de Katmandú.

Apenas dos meses después, otro avión, esta vez de la aerolínea paquistaní Pakistan International Airlines (PIA) se estrelló en la maniobra de aproximación al aeropuerto de Katmandú, un accidente que ocasionó 167 muertos, 30 de ellos españoles.

Nepal, con frecuentes accidentes aéreos, ha sido objeto de reiteradas sanciones internacionales por la falta de controles.

La Unión Europea (UE) tiene vetado el acceso a su territorio a las aerolíneas nepalíes desde 2013.