MIAMI, EE.UU.- La decisión de la aerolínea American Airlines de recurrir a la suspensión de pagos para reestructurar su deuda no afectará los servicios y vuelos que suministra desde Florida (EE.UU.), uno de los principales puentes a Latinoamérica y el Caribe, dijo hoy una fuente oficial.

El gobernador de Florida, Rick Scott, informó que el vicepresidente de la compañía aérea estadounidense, Kevin Cox, le aseguró que continuarán suministrando los vuelos regulares programados "durante el proceso de reorganización".

"Y (la aerolínea) mantendrá su presencia en los 12 aeropuertos de Florida desde los que ofrece vuelos a 116 destinos internacionales", afirmó Scott en un comunicado.

El funcionario resaltó que fue una decisión difícil para American Airlines y que es una "noticia difícil para los floridanos que están empleados" por la aerolínea.

En el condado de Miami-Dade, sede de sus operaciones en el estado, la compañía es una de las mayores empleadoras.

"Me reconforta saber que la empresa continuará operando a través de este proceso y soy optimista en que esta reorganización posicionará mejor a American Airlines para que sea una compañía rentable y le permita crear más trabajos en Florida", expresó Scott.

American Airlines se acogió hoy al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas, luego de sufrir dificultades por el aumento de los costes laborales, su deuda, el fracaso de las negociaciones con sus pilotos y el alza del precio del combustible.

La aerolínea inició su crecimiento y expansión en el aeropuerto internacional de Miami desde 1989 y en el 2008 tenía 115.000 trabajos directos e indirectos, según datos de la compañía