Castellón, España.- Quince personas han sido detenidas tras interrumpir la Policía una multitudinaria pelea de gallos que se celebraba en las afueras de Castellón (este de España) y a la que asistían unas 80 personas, diez de ellas menores de edad.

Fuentes policiales informaron este martes de que en la operación, efectuada el pasado sábado y en la que participaron 30 agentes, se recuperaron 72 animales.

A los detenidos se les considera presuntos autores de un delito relativo a la protección de fauna y los animales domésticos.

Las peleas de gallos tenían lugar en una antigua casa rural, a la que accedían dueños de aves, apostantes y aficionados de distintas provincias españolas.

En el momento en el que entraron los agentes, se celebrara uno de los combates en el ring y en otra dependencia se encontraban unas jaulas y galleras en las que esperaban su turno otros 12 gallos.

Los agentes encontraron una cámara que contenía grabaciones de combates llevados a cabo esa misma mañana, y en la que se observaban los gallos peleando sin "taponeras" (sin cubreespolones).

En la operación, la Policía intervino medicamentos para dopar al animal en el duelo y recobrarle para continuar la lucha.

En 2010, otras catorce personas fueron detenidas también en Castellón por organizar combates de gallos.

En esa operación, las fuerzas del orden requisaron 24 animales y precintaron la instalación en la que tenían lugar los combates, lo que obligó a los organizadores de las peleas de animales a trasladarse a la nueva sede descubierta el pasado sábado